PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Después de que los usuarios de Facebook pasaran años reclamando un botón de "No me gusta", el pasado mes la red de Mark Zuckerberg propuso algo parecido: 6 emoticonos que se sumaban al ya conocido "me gusta" y que permitían una respuesta más empática a las publicaciones con reacciones como "me encanta", "me divierte", "me alegra", "me entristece" y "me enfada" (que básicamente, solucionaban el problema de tener que dar un like a alguien que compartía que se había muerto su perro para mostrarle todo tu apoyo).

Facebook dejó claro desde el primer momento que se trataba de una prueba, y de hecho solo se había lanzado para los usuarios de dos países: España e Irlanda. A menos de un mes del lanzamiento, hoy se ha anunciado una modificación: una de las reacciones dejará de estar disponible: el "me alegra".

Lo cierto es que pudiendo decir que algo te gusta, encanta o divierte, el "me alegra" resultaba ya un poco redundante y es comprensible que fuera el emoticono que menos interacciones registraba. Hoy, ya no se muestra como opción cuando se despliegan las diferentes reacciones, y aunque no ha habido comunicación oficial por parte de Facebook, se asume que es una correción sobre la marcha, entre otras que podrán llegar antes de que se decida implementar estos iconos en todos los países (si se llega a decidir).

De hecho, cuando anunciaron las nuevas reacciones, desde Facebook habían indicado que el objetivo era ir sacando conclusiones de la experiencia para aplicarlas en el futuro e ir mejorando

Y sigue sin haber un botón de "no me gusta"

Para disgusto de muchos usuarios, que simplemente quieren mostrar su disconformidad con determinadas publicaciones, sigue sin haber botón de "No me gusta", algo que muchos daban ya por hecho después de que Zuckerberg avisase de que estaban pensando en expandir el concepto de los likes.

Aunque lo cierto es que lo de "no me gusta" no acababa de convencerle, tal y como había aclarado el pasado año: "Algunas personas han pedido un botón de "no me gusta" porque quieren poder decir "esta cosa no es buena", pero no pensamos que sea algo positivo para el mundo. No vamos a crearlo, no creemos que se necesite un sistema de votación en Facebook sobre si los post son buenos o malos".

Al final se ha optado simplemente por ofrecer 6 reacciones diferentes (ahora 5) aunque el "me enfada" se puede usar fácilmente (y de hecho se está usando) como "no me gusta".

¿Cómo han afectado las reacciones a las marcas?

Entre las marcas había los primeros días cierto temor, no tanto por una avalancha de de "me enfada", como por el efecto que pudiesen tener los emoticonos sobre la penetración y relevancia de los contenidos.

En cuanto a lo primero, lo cierto es que los usuarios son fieles a la costumbre y siguen priorizando el "me gusta" sobre cualquier otra reacción, además de que ningún emoticono va a ser peor que un comentario crítico.

Respecto a lo segundo, Facebook quiso despejar las dudas desde el momento del lanzamiento, aclarando que a la hora de mostrar las historias que más importan al usuario en su News Feed los emoticonos funcionan exactamente igual que los likes: "si alguien usa un emoji, inferiremos que quiere ver más publicaciones de ese tipo". Lo que incluye también a las reacciones negativas como "me enfada".

Visto lo visto, se puede concluir que los emoticonos han supuesto una oportunidad para las marcas, que pueden entender con más matices como reacciona la gente a sus contenidos de Facebook.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo