PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Las redes sociales se están convirtiendo en un canal más para buscar -y encontrar- trabajo, utilizado tanto por los propios candidatos como por las marcas. Algo que tiene bastante sentido si pensamos que, hoy por hoy, prácticamente todo el mundo cuenta con un perfil social y que estas plataformas son ideales para hacer conexiones (especialmente las que se orientan ya al propio universo laboral, como Linkedin).

Así que no es ninguna sorpresa descubrir que el 87% de las empresas españolas utiliza las redes sociales para reclutar nuevos trabajadores o, como mínimo, para conseguir información extra sobre los candidatos que han dejado su currículo para una determinada oferta. Así lo revela el IV Informe de Infoempleo y Adecco sobre redes sociales y mercado de trabajo, donde también se destaca la rapidez con la que se ha extendido el uso de las redes sociales: en 2011 solo el 49% de las empresas las empleaba para estas cuestiones.

Eso sí, la principal vía para dar a conocer las ofertas de trabajo siguen siendo los portales de empleo para el 95% de las empresas, aunque seguido de cerca, como ya hemos visto, por las redes sociales. Las perspectivas para el futuro son muy similares: con un 92% que prevé seguir utilizando los portales de empleo, un 87% que confiará en las redes sociales y un 85% que dependerá principalmente de la propia web corporativa.

¿Y qué redes sociales se están empleando? Como era previsible, Linkedin es la más valorada, y la usan el 63% de los empleadores, muy por delante de Facebook (34%) y Twitter (28%). Además, estas plataformas se usan principalmente para reducir el tiempo de selección, comprobar la calidad de los currículos recibidos o para multiplicar el alcance de las ofertas.

El 28% de las empresas asegura haber rechazado a algúncandidato debido a su perfil social

Aunque el uso de las redes sociales para conseguir más información sobre los candidatos es ya totalmente mainstream, son aún muchos los trabajadores que no han aprendido que hay cosas que no se deben subir a Facebook (al menos, no de forma pública). Y es que el 28% de los reclutadores aseguran haber rechazado a algún candidato por lo que encontraron en su perfil social: habitualmente apología de la violencia o la discriminación, publicaciones sobre consumo de drogas y alcohol o imágenes de índole sexual.

Son también cada vez más los trabajadores que utilizan activamente las redes sociales para buscar trabajo y el 20% ya las emplea siempre con esta finalidad (frente a un 17% que no lo hace nunca). Además, 3 de cada 4 solicitantes dicen haber enviado un CV a una oferta conocida a través de estos canales, mientras que un 42% fue abordado por alguna empresa a través de las redes sociales.

De hecho, una de las principales razones para abrir un perfil en redes sociales es impulsar las perspectivas profesionales, y Linkedin es la herramienta más usada para este fin (el 72% de los candidatos la utiliza para buscar trabajo), además de ser el canal elegido para comunicar que se está buscando activamente un empleo (un 64% de los trabajadores lo hace así).

En general, las redes sociales se usan para inscribirse en ofertas de empleo (87%), buscar trabajo en general (85%), conocer las últimas novedades del ámbito profesional (82%) y establecer y mantener contactos profesionales (82%).

En todo caso, de nada sirve tener perfil en Linkedin y otras redes sociales si no se es activo en ellas, y en ese sentido, 7 de cada 10 profesionales de recursos humanos considera que los candidatos activos en estas plataformas tienen más posibilidades de encontrar trabajo. Desde Adecco señalan, además, que "No se trata sólo de estar presente en las redes sino que hay que gestionar la marca personal, tener una estrategia, dedicarle tiempo y actualizar los perfiles".

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo