PuroMarketing

Cuando hace unos años Facebook entró en la carrera por el vídeo, antes de posicionarse con contenidos propios como series y programas, intentó hacerse con los creadores de contenidos que estaban triunfando en YouTube. Antes de ir a la guerra contra Netflix o HBO (guerra en la que no está todavía muy bien preparada) intentó ir a la guerra contra YouTube. Facebook empezó a robarles creadores, intentando que creasen contenidos propios para la red social.

Fue el momento en el que el algoritmo premiaba además más que ninguna otra cosa los vídeos y su potencial, posicionándolos de forma destacada en el feed de noticias y haciendo que las páginas que los publicasen tuviesen mucho más éxito.

Hace ahora más o menos un año, Facebook abrió Watch a todos los creadores de contenidos, para que los creadores tuviesen una fuente de ingresos (justo cuando los ingresos en YouTube estaban cayendo) e intentando posicionar de un modo mucho más claro la plataforma como un punto de difusión de vídeos en internet. Claramente, con este movimiento, Facebook iba a por los youtubers, que habían triunfado en la plataforma de Google y que en esos momentos no estaban muy contentos con los cambios que YouTube había impuesto en monetización.

Pero ¿tuvo algún impacto este movimiento? ¿Han migrado los vídeos de YouTube a Facebook y está Facebook mejor situada ahora en la guerra del vídeo? A simple vista, si se es usuario de las dos plataformas, se podría señalar que no. Facebook sigue todavía a rebufo de lo que ocurre en las otras y, de hecho, tampoco es que su apuesta por las series y la producción propia de calidad haya resultado tan convincente.

Facebook, sin embargo, no tira la toalla y ahora va a volver a meter más dinero (una vez más) en potenciar que se creen contenidos. Además, en esta ocasión no los blindará tanto, haciendo que posiblemente la propuesta sea más interesante para los creadores de contenidos.

Más dinero para Facebook Watch

Facebook acaba de lanzar un nuevo programa de fondos para potenciar que medios e influencers creen contenidos para Facebook Watch, como acaba de desvelar Digiday. La red social ha estado manteniendo reuniones con medios y estudios de producción a los que ha pedido que le hagan propuestas de contenidos.

Facebook pondría los fondos para la ejecución de estos contenidos, aunque toda la producción de los mismos quedaría en manos de esos partners originales. Facebook quiere, eso sí, que los contenidos estén protagonizados por influencers, por perfiles con un número muy elevado de seguidores en las redes sociales, y también está apostando directamente por ciertos géneros. Busca contenidos de entretenimiento, noticias y deportes.

De media, Facebook quiere poner fondos en unos seis a ocho contenidos por asociado y maneja la idea de pagar hasta 200.000 dólares por contenidos que ronden los ocho episodios.

Los creadores mantienen los derechos

Lo que cambia en esta ocasión es que los contenidos no se convertirán en "originales" de Facebook, en sus contenidos propios. Con su pago, Facebook blinda un primera distribución exclusiva, que según una de las fuentes de Digiday sería de unos tres meses, y después los creadores de contenidos vuelven a tener todos los derechos. Podrían, por ejemplo, asumimos, subir ese contenido a YouTube una vez que se acabe la ventana exclusiva de la red social.

Todo eso se suma a las campañas que Facebook ya tiene en marcha para intentar atraer a creadores, como su presencia recurrente en eventos vinculados al vídeo o a la creación de contenidos. Facebook también está leyendo en el libro de YouTube y creando eventos y workshops para creadores.

¿Será esto suficiente para Facebook para llenar su plataforma de contenidos y sobre todo para que alguien se siente directamente a verlos? Sobre el atractivo que pueden suponer para la audiencia es todo todavía terreno por analizar. En el caso de los creadores, no hay que olvidar que se quejan de cómo los ingresos que se pueden conseguir vía Facebook son todavía demasiado limitados.