PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Es para Facebook el cuento de nunca acabar el de sus problemas de privacidad? ¿Se van a convertir todas las meteduras de pata de la red social en ese terreno en una potencial bomba de relojería en términos de reputación por cuestiones de privacidad? La compañía está siendo mirada con lupa, ya que los escándalos de los últimos años - especialmente el de Cambridge Analytica - hicieron mucho daño a su reputación y han logrado que la confianza en términos de privacidad de los consumidores sea muy baja.

Facebook acaba de protagonizar un nuevo pequeño escándalo en privacidad, el enésimo golpe a su línea de flotación y que, aunque ha sido simplemente un bug (como la empresa ya ha señalado), ya se ha convertido en una historia de "Facebook nos espía" en algunos titulares (y posiblemente en la percepción que los consumidores tienen de lo que está ocurriendo).

¿Qué es exactamente lo que ha ocurrido?

Como señalan en Cnet, los usuarios de la app de Facebook para iOS han estado publicando en Twitter quejas sobre un fallo de funcionamiento. Cuando hacen scroll en la red social viendo fotos o vídeos, la cámara de sus smartphones se estaba activando en segundo plano. La cuestión solo ocurría cuando se juntaban ciertos factores en cómo se estaban viendo las cosas y no era por tanto un problema masivo.

Uno de los directivos de Facebook respondió en Twitter a las quejas, señalando que parecía un bug y que estaban analizando el problema. Poco después confirmaron que esa era la naturaleza del fallo y que habían subido una actualización que lo reparaba. La app, insistían, no había realizado y guardado imágenes de los usuarios mientras estaba en segundo plano.

Un experto independiente de seguridad ha dejado claro a The Guardian que es un bug más bien "inofensivo", en el que no se ha comprometido información personal. Esto, al menos, en lo que se refiere a la privacidad.

Efectos del fallo

Pero a pesar de ser un error y a pesar de que no ha tenido consecuencias directas en la privacidad de los consumidores, el fallo sí tendrá efectos para Facebook. Puede que la privacidad de los usuarios no se haya visto comprometida, pero la imagen de la marca y la percepción que los internautas tienen de ella sí lo ha hecho. Al fin y al cabo, como recuerda la prensa estadounidense, es un nuevo fallo de privacidad y uno que llega en un momento malo para la compañía (en términos de reputación y también de efectos que sus fallos de privacidad han tenido).

Por otro lado, la activación de la cámara en segundo plano es material para asentar una de las teorías que Facebook intenta desmentir de forma recurrente pero que se ha asentado de forma regular en el imaginario colectivo. Facebook nos espía, o al menos eso es lo que creen algunos usuarios, que consideran que la red social emplea la información que podría recoger con el micrófono de los móviles para trackear mejor a sus usuarios.

La red social ha desmentido en el pasado que eso sea cierto y ha dado argumentos para desmontar la teoría, pero un pequeño fallo como este es el tipo de argumentos que los defensores de la teoría emplean para sustentarla.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo