PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Los militares están desarrollando un software que permitiría manipular en secreto los sitios de comunicación social mediante el uso de falsos perfiles, para influir en conversaciones por Internet y difundir propaganda pro-estadounidense.

Una empresa de California se ha adjudicado un contrato con el Comando Central de Estados Unidos, que supervisa las operaciones armadas del país en Medio Oriente y Asia Central, para desarrollar lo que se describe como una persona que gestiona servicios en línea, que permitirá a un militar de Estados Unidos controlar hasta 10 identidades diferentes de cualquier punto del mundo.

Este proyecto ha sido comparado, por expertos en web, a los intentos de China para controlar y restringir la libertad de expresión en Internet. Los críticos tienden a quejarse de que esto va a permitir a los militares crear falsos consensos en las conversaciones en línea, desplazar las opiniones no deseadas y sofocar comentarios o informes que no corresponden con sus propios objetivos.

El descubrimiento que los militares estadounidenses están desarrollando falsos perfiles en línea, también podría alentar a otros gobiernos, empresas y organizaciones no gubernamentales a hacer lo mismo.

El contrato de Centcom, estipula que cada personaje falso en línea debe tener un fondo de convencer y obtener apoyo, y que hasta 50 controladores deben ser capaces de operar las identidades falsas desde sus estaciones de trabajo “sin temor a ser descubiertos por los adversarios sofisticados”.

Un Comandante del Centcom expresó que “la tecnología soporta las actividades clasificadas en blogs y sitios de lengua extranjera, para que nosotros podamos hacer frente a extremistas violentos y evitar la propaganda enemiga fuera de Estados Unidos”.

Los idiomas en los que se llevará a cabo serían, entre otros, árabe y persa, dejando a un lado el inglés pues son los más difíciles de detectar y que además, en inglés si podían atribuirlo. También aclararon que no estaban apuntando a sitios en inglés o con sede en Estados Unidos. Para sellar los rumores, afirmó que no estaban interesados en Facebook o Twitter, sino en otras más específicas.

Una vez desarrollado, el software permitiría al personal de servicio de Estados Unidos, responder conversaciones en línea de forma coordinada, sea en blogs, chats, foros o cualquiera otra plataforma.

En el contrato se requieren servidores privados tanto en Estados Unidos como en muchos otros países del mundo, para dar la impresión que los personajes falsos están ubicados en diversos puntos.

Este contrato, se cree que fue adjudicado dentro del programa conocido como Operación Earnest Voice (OEV), que se desarrolló por primera vez en la guerra de Irak como un arma de guerra sicológica contra la presencia en red de Al-Qaeda y otros partidarios contrarios a las fuerzas de coalición.

OEV es visto por los altos mandos de Estados Unidos como una parte vital de lucha contra el terrorismo y la radicalización, buscando, según palabras del General Mattis, “perturbar la contratación y formación de terroristas suicidas, negar refugio seguro para los adversarios y la lucha contra la ideología extremista y la propaganda”.

Sin embargo, se enfrentarían a retos legales si se llega a ir contra los ciudadanos de Estados Unidos, país donde son perseguidas las personas que crean perfiles falsos en Internet.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo