PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Los colores de moda marcan la tendencia de qué se vende y qué estará por todas partes. Habitualmente, saber la tonalidad del momento es una de las grandes preocupaciones de la industria de la moda, pero el dato sirve para muchas más empresas y para muchas más áreas. No solo permite comprender cómo se deben diseñar las cosas para que el consumidor las quiera comprar sino que además los colores ayudan a comprender el estado de ánimo y los intereses de los ciudadanos.

Todavía Pantone no ha anunciado cuál será el color que domine en la paleta de 2020, pero algunas predicciones ya han ido apuntando cuáles serán los tonos dominantes. Una de las últimas llega de Valspar, un fabricante de pinturas estadounidense, que ha destacado los doce tonos que serán los colores del año en los próximos meses.

Los tonos tienen nombres poéticos, como suele ocurrir en estos casos. Son el calma de invierno (un tono de gris), el susurro de menta (verde menta), el color tierra de cañón, el gris arrollo, el sabia templada (una versión del verde lima), el fortaleza del desierto, el jardín aislado (verde "elegante"), el rosa Bombay, el polvos de talco palo, el absolutamente azul, el "aplastado" (un blanco de tonos rosados) o el musgo secreto (verde).

El absolutamente azul Detalle de foto de Valspar

La compañía asegura que serán los colores que dominarán en decoración de interiores en el próximo año, pero lo cierto es que la paleta sirve también para comprender qué colores estarán en todas partes y qué emplearán las marcas de forma recurrente en diseño de producto y presentación de espacios.

De hecho, otro tono que ya ha sido también señalado como color del año, en este caso por una competidora, la británica Dulux, va en la misma línea. Es el tono "tranquilo amanecer", un tono de verde delicado y pálido que permite generar impactos distintos combinándolo con diferentes paletas.

Los trece tonos, sumando los de los fabricantes de pinturas, dejan muy claro qué buscan los consumidores y qué colores conectan con ellos. Valspar reconoce en la nota de prensa de presentación de las tonalidades que se inspiró en la naturaleza y en las tendencias en estilos de vida. Los colores seleccionados son "vivibles" y tonos neutros. Neutro es también cómo se está definiendo al 'tranquilo amanacer' de Dulux. En una presentación sobre ese color, el fabricante de muebles Circu señalaba que era un tono que tenía "un atractivo gender neutral" y que encajaba con diferentes espacios.

El color transmitía "serenidad y felicidad", indicaban, valores que también aparecen muy vinculados a los otros doce tonos de tendencia. Son tonos que crean espacios "serenos, seguros" y "aportan alegría y confort". Cuando se va al detalle de los valores de cada color, se repiten términos como calidez, paz, naturaleza, equilibrio, nostalgia, alegría y autenticidad y sugerencias de que todo será como la brisa marina, el atardecer o los espacios abiertos naturales.

El verde tranquilo que dominará 2020 Foto Circu

Todo ello deja muy claro cómo están cambiando los consumidores y qué quieren. Todas las paletas se venden como neutrales, tanto en términos de género como de uso. Los fabricantes de pinturas señalan que son tonos que se pueden emplear en cualquier habitación de la casa y con cualquier tipo de residente, que es algo que encaja mucho con el zeitgeist en términos de color.

Los consumidores cambian, los colores también

Los colores han evolucionado en los últimos años para adaptarse a los consumidores, lo que ha implicado ampliar la paleta y dar entrada a nuevos tonos en espacios más variados. Los nuevos tonos no se limitan a un tipo de consumidor y a un espacio, como demostró en su momento el millennial pink. Era un color que rompía con lo que se atribuía tradicionalmente al rosa (un color "femenino") y que además empezó a aparecer en todo tipo de productos y en toda clase de diseños.

Además, los consumidores han empezado a consumir cada vez más y más colores pastel. Lo hacen por el impacto del diseño nórdico, pero también como reacción a los colores de la generación anterior y como respuesta a los tiempos que corren.

Las nuevas tonalidades de moda suelen ser relajantes y suaves, una ruptura con el mundo estresante en el que los consumidores viven, pero también muy conectadas con la naturaleza, una de esas cuestiones que ahora preocupan tanto.

De hecho, en los diferentes colores del año que ha ido seleccionando Pantone se podía ir siguiendo el eco de la crisis económica. Los colores más suaves y más "calmantes" dominaron en los años de recesión y no apareció un color vibrante hasta 2018, cuando parecía que lo peor había quedado atrás. Dado que se vuelve a hablar de crisis y de desaceleración económica, no sorprende ver que los colores calmados vuelven a ser la tendencia del mañana.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo