PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Muchos son los retos a los que tienen que enfrentarse hoy en día las empresas. El mercado es muy complicado, la competencia abrumadora y la atención de los consumidores cada vez más dispersa.

Por ello, las empresas necesitan ser capaces de posicionarse de una manera firme y sólida ante los consumidores, una en la que puedan transmitir toda la información clave sobre su producto y su identidad de un modo que se salte las barreras y una que resalte sobre todos los estímulos del mercado y sobre la creciente competencia. Por todo ello, el branding se ha convertido en una pieza cada vez más determinante en la estrategia de negocio y de marketing.

El branding siempre había sido importante, porque las compañías siempre habían tenido que cuidar su imagen de marca. Ahora, sin embargo, se ha convertido en decisivo. El branding se ha convertido en crucial para conectar y para seducir a los consumidores. Es el elemento que identificará a la compañía, a sus productos y a sus valores corporativos y que permitirá transmitir de un solo plumazo todos los puntos destacados que se quieren compartir con los consumidores.

Los responsables de las empresas, sean estas del tamaño que sean, son cada vez más conscientes de esta realidad. Saben que tienen que cuidar el branding y que necesitan además tener una estrategia consistente en todos los canales en los que operan y en todas las áreas en las que conectan con el consumidor.

Ya no se trata solo de tener un buen logo, una página web más o menos atractiva y una presencia consistente en redes sociales, sino que además hay que hacer que todos aquellos elementos que entran en contacto con el consumidor encajen con la estrategia de branding que se está siguiendo y lo refuercen. Eso implica, por ejemplo, cuidar desde las bolsas que se dan con los productos que se venden hasta contar con un abanico de elementos, desde papel de cartas a tarjetas de negocio, que permitan cohesionar la imagen corporativa.

Además, las compañías que han comprendido esta necesidad y que se posicionan en este terreno no son solo las grandes empresas, sino que también las pymes - más pequeñas o más medianas, según el caso - han empezado a ser conscientes de la importancia branding y de la cohesión de todos los elementos que ayudan a asentarlo. Y, por ello, están buscando vías para poder operar de ese modo que se ajusten a sus ritmos de trabajo y a sus necesidades. Es ese terreno en el que las imprentas online están creciendo.

El impulso de la imprenta online

Varias son las razones del crecimiento de las imprentas online y las que han hecho que más empresas se hayan convertido en sus clientes. Sus modos de uso son simples y fáciles, comprender qué coste va a tener la impresión para la empresa es más sencillo y el catálogo suele ser lo suficientemente diverso como para que los clientes B2B encuentren todo lo que pueden necesitar para sus acciones de branding.

Igualmente, para las compañías más pequeñas, cuyas capacidades de estrategia y de diseño son mucho más limitadas, este tipo de imprentas suelen ofrecer un añadido. No se trata solo de que les den ideas de elementos y formatos con los que pueden asentar su imagen de marca y trabajar su branding, sino que además suelen ofrecer herramientas de diseño y trabajo que facilitan la creación de esos elementos.

Esto es, sus simuladores y sus herramientas de diseño permiten crear de un modo simple tarjetas, tazas, bolis o hasta bolsas y packaging en los que el logo y la identidad de la marca está integrado. Para una pequeña compañía, con recursos muy limitados en presupuestos y alcance en talento, esto les aporta un balón de oxígeno en términos de diseño y branding.

Más accesibles gracias a la red

Y, posiblemente, este sea uno de los grandes aportes que las imprentas online hacen a las empresas. Gracias a las herramientas online y gracias al posicionamiento en la red que emplean, han logrado que todos estos formatos y todos estos elementos estén disponibles para todo el mundo y para las compañías de todo tamaño.

Es decir, gracias a internet y al emplear el ecommerce como motor para llegar a sus clientes, han abierto la puerta de la creatividad a las compañías de todo tamaño, de todo mercado y de toda condición. Han hecho que cualquier empresa pueda hacer una eficiente estrategia de branding porque les ha dado a todas ellas las herramientas posibles para hacerlo. Las tienen a un clic de distancia.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo