Artículo
Medios
La prensa escrita agoniza ante la emergente era de esplendor de la prensa digital
Los anunciantes también ha sido participes de esta evolución en los medios

Los medios de comunicación más tradicionales han permanecido impasibles al paso de los tiempos. Durante décadas, hemos accedido a la información a base de humedecernos el dedo para pasar páginas. La prensa escrita, reinaba en un mundo de información sesgada e interesada, y sobrada de egos y prepotencia, menospreciando el poder de la emergente prensa digital.

Hace tan sólo unos años, muchos afirmaban no preocuparse por el hecho de que internet y los medios digitales pudieran convertirse en una amenaza. Hoy, grandes grupos editoriales se asoman al abismo del fracaso y la bancarrota, pero lo que es peor aún, sin querer enterrar a los muertos del papel por el miedo a perder el poder que durante tanto tiempo les ha sido otorgado.

Ahora los tiempos han cambiado. La revolución digital ha supuesto que muchos de los grandes paradigmas de la comunicación se vieran alterados. Internet trajo consigo los nuevos medios y una nueva forma de acceder a la información. Y aunque podamos debatir sobre todo lo relacionado con los diferentes modelos de negocio necesarios para sobrevivir en este nuevo escenario, una vez más, el problema es consecuencia de las nuevas tendencias y hábitos.

Según los datos recogidos en el "Libro Blanco de la Prensa Diaria 2014" presentado por la patronal del sector, la mayoría de los españoles han cambiado de conducta a la hora de leer prensa. Pocos son los que ya acuden alkiosko a comprar el periódico, y cada día son más los que a través de su ordenador o dispositivo móvil acceder a las noticias a través de internet.

En tan sólo 10 años, hemos podido ser testigos de tales cambios. En 2001 unos 144.000 lectores leían prensa exclusivamente a través de Internet. Cifra que el pasado año 2012 se incrementaba en 4 millones. De la misma forma, se han multiplicado las personas que compaginan la prensa tradicional escrita con la digital, pasando de 262.000 en 2001 a 3,2 millones en 2012.

Los anunciantes también ha sido participes de esta evolución en los medios. Su apuesta por la prensa digital ha quedado patente en sus inversiones publicitarias. En este sentido, el pasado año 2012, la prensa digital aumentaba un 66,9 por ciento con respecto al año anterior la inserción de anuncios publicitarios. Estas cifras en los diarios "online" representan ya el 14,1 por ciento de la inversión publicitaria en periódicos, lo que supone 10,6 puntos más que en el año 2007.

Los medios impresos de masas tradicionales antes ofrecían a las empresas la posibilidad de llegar a audiencias importantes, pero estas, en la actualidad cada vez más fragmentadas y menguantes, junto con unas métricas cada vez más competitivas, están empujando a las empresas a centrar sus esfuerzos en los medios digitales.La prensa escrita ha perdido, y no parece que sea una tendencia que vaya a cambiar, el interés de las empresas como su soporte publicitario.

En cuanto al perfil del lector, el informe señala que cada son más los jóvenes y mayores asiduos a la lectura de prensa digital. Aun así, el perfil del lector de prensa digital es más bien joven. Los menores de 44 años suponen un 68,4 por ciento del total, mientras que en prensa en papel suponían un 50,3 por ciento.

La migración de la prensa de papel a la digital no es una característica propia de España. La caída de difusión de la prensa en papel en España es similar a la media europea y otras regiones del mundo, y está por debajo de lo ocurrido en otros países como Reino Unido, donde la difusión de la prensa se ha recortado un 41,1 por ciento desde 2001. En países como EE.UU, aproximadamentecasi ocho de cada 10 usuarios utilizan sus dispositivs móviles todos los días durante un promedio de unos 90 minutos, y una de las actividades más destacadas por encima incluso de la lectura de correos e incluso el acceso a las redes sociales, es la de acceder a las noticias de los diarios online.