PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

¿Deben Google y Facebook pagar por el tráfico que les generan las noticias de los demás? ¿O es esa en realidad una relación simbiótica en la que todos ganan? Ese ha sido el debate de fondo durante años entre las plataformas de la red y los medios de comunicación en medio mundo, debate que ya ha tenido consecuencias como la aprobación hace unos años del llamado canon AEDE (con una posterior complicada existencia).

En las últimas semanas, sin embargo, las cosas se están decantando a favor de los medios. Los organismos de regulación de mercado de varios países han concluido que el reparto de la situación no es justo para los medios.

La última decisión a favor de los medios llega de Australia, donde se está trabajando para que Google y Facebook paguen a los medios por el contenido que generan los medios. La idea es la base de un proyecto normativo del gobierno australiano sobre el que pocos más datos concretos se tienen, como publica The Wall Street Jornal.

El gobierno australiano prevé llevar la ley al parlamento y dejar en manos del regulador de mercados del país el determinar cuánto deberán pagar Google y Facebook a los medios. Desde el gobierno australiano, explican al medio económico que consideran que esta es "una batalla digna de ser luchada" y que será "crucial para la viabilidad futura" de los medios.

Francia, unas semanas antes

La decisión australiana llega además semanas después de que en Francia se tomase una decisión en ese sentido. La Autorité de la concurrence française, el organismo de competencia galo, anunciaba el pasado 9 de abril que Google tenía tres meses para negociar "de buena fe" con los medios y agencias de prensa qué remuneración les aportarían por los llamados derechos vecinos. Esto es, tendrán que establecer cuánto pagan por emplear titulares, fotos y extractos de las noticias en servicios como Google Noticias.

Google tiene que transmitir un informe en un plazo de cuatro semanas desde que se hizo pública esa decisión para evidenciar qué ha empezado a hacer. Los medios franceses se han mostrado muy contentos con la decisión. "¡Nuestras peticiones han sido escuchadas!", señalaba entonces el CEO de Les Echos-Le Parisien, uno de los grupos de medios galos.

La decisión francesa viene marcada por la aplicación de una normativa europea, lo que puede llevar a hacer pensar que no es más que una primera etapa en una situación más compleja en el continente para el gigante.

Un cambio de contexto

Y, al fin y al cabo, como recuerdan en el Journal al hilo de la decisión australiana, los gigantes de la red ya han estado en estos últimos años suavizando posiciones y acercándose a los medios, inyecciones de capital incluidas.

Facebook anunciaba el año pasado que iba a empezar a pagar a algunos medios por licenciar titulares y resúmenes de contenidos, Apple lanzó su Apple News de suscripción y Google lleva ya unos años con iniciativas para medios que inyectan dinero en diferentes cabeceras. No es exactamente lo mismo que pagar por obligación, como estas normas marcarán, pero sí crea ya un clima diferente y una relación entre medios y plataformas con unos umbrales distintos.

A todo ello hay que sumar, como recuerdan desde el medio económico, que la crisis del coronavirus está siendo un golpe durísimo para los medios de comunicación, que están viendo cómo caen los presupuestos de publicidad y la compra de espacios para anuncios. Su situación económica se complica y esto hace que se vuelvan a fijar en la vieja guerra que mantienen con las plataformas digitales.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo