PuroMarketing

El teléfono y los dispositivos móviles han generado grandes cambios de paradigmas y hábitos en los consumidores. Es por ello,  que resulta importante que las empresas sean consciente de estas nuevas costumbres y sepan como deben adaptarse a tales cambios.

La tendencia indica que las empresas que se lanzaron antes a las tecnologías móviles -como el posicionamiento de sus locales u ofrecer páginas web mejoradas- han aumentado su nivel de crecimiento y continúan en los pensamientos de los compradores.

Un reciente estudio de mercado desarollado por Econsultancy Multichannel Retail Survey, desvela que el 44% de los propietarios de smartphones -un 32% en 2012-  ha utilizado su móvil para buscar detalles sobre un comercio, como la tienda outlet más cercana o los horarios de apertura de diferentes establecimientos y negocios. Sin embargo muchas empresas aún no sacan ventaja a las oportunidades de crecimiento que les ofrece la presencia en los móviles de los ciudadanos.

Algunos datos del Mobile Search Moments Study desarrollado por Google también nos revelan que el 40% de las búsquedas móviles están relacionadas o son referentes al ámbito local desde donde el usuario realiza sus consultas.  Consultas que en el caso de estar relacionadas con diferentes productos o servicios, se realizan con el doble de frecuencia desde dentro de las propias tiendas.

Además, 3 de cada 4 búsquedas móviles realizadas, desencadenan otras acciones como búsquedas más concretas, una visita a la tienda, una llamada de teléfono, una compra o una compartición boca a boca con otras personas.

Más de la mitad de las acciones o decisiones que como consecuencia son tomados por los propios usuarios y consumidores móviles a partir de la búsqueda desde el móvil (55%), tienen lugar en la hora siguiente al momento inicial de la búsqueda, mientras que el 81% sucede dentro de las cinco horas.

El estudio despeja también otras cuestiones tras preguntar a los propios usuarios, si han utilizado el móvil para comparar precios o para hacer showrooming, es decir, la práctica de comparar precios con el móvil dentro de la propia tienda, con el fin de encontrar la mejor oferta dentro o fuera de ella, en otros establecimientos similares. El resultado indica que un 40% lo han utilizado con este último fin, un dato algo menor que el de 2012, pero dos veces superior al de 2011 (19%).

La amenaza del showrooming es algo que las empresas y negocios no deben ignorar,  pues deberían tener muy en cuenta el interés y la tendencia de los compradores a recurrir a este tipo de prácticas. Sin embargo, ya hemos comentado en reiteradas ocasiones tal y como destacan otras investigaciones, las diferentes ventajas del showrooming frente a sus inconvenientes y cómo convertir esta tendencia en una nueva oportunidad.  Lo que está claro y es evidente que posicionarse en dichos canales, y sobre todo a nivel local comienza a ser una prioridad casi obligada para las empresas.