PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El 72% de los usuarios móviles espera la misma calidad de experiencia en todos los dispositivos digitales, pero no parece que se estén cumpliendo sus expectativas. Según los resultados de la encuesta realizada por Toluna en Reino Unido, la mayoría de usuarios, un 86%, prefiere consumir contenidos en un PC antes que en una tablet (8%) o un smartphone (6%). ¿Qué encuentran en sus pequeñas pantallas para que una mayoría tan amplia prefiera el ordenador de sobremesa?

Encuentran un contenido a veces ilegible, formatos no ajustados a la resolución de pantalla, botones minúsculos, una navegación pesada, lenta y con demasiados clics para llegar a donde buscaban y un largo etcétera. En toda esta vorágine de obstáculo, la marcas y empresas pierden a los usuarios o potenciales clientes y a todos los que pudieran llegar a través de sus recomendaciones.

El riesgo de no prestar especial atención a la experiencia que ofrecemos a los consumidores en la web móvil puede ser más alto de lo que muchas empresas piensan. Una mala experiencia móvil daña la imagen de la marca, incrementa los costes y puede provocar una caída en las ventas.

Cuando se trata de cabeceras de medios, muy pocos consumidores encuentran lo que esperaban. Según el estudio de Toluna encargado por Vibrant Media, una plataforma especializada en publicidad contextual, más de dos tercios de los encuestados , un 68%, asegura que no puede ver correctamente estas las páginas de medios de comunicación en sus dispositivos móviles. Y hablamos de periódicos y revistas, no de un ecommerce, donde las consecuencias implican cifras de pérdidas más altas en el corto plazo.

No son malos augurios infundados, es que un tercio de todo el tráfico web es móvil y hay un 79% de usuarios que abandona una página porque no está optimizada(IMRG y Capgemeni). Muchos de ellos acaban frustrados o enojados por no poder navegar con comodidad.

Otro estudio similar realizado por Eptica, también señalaba que la mitad de los sites móviles no estaban optimizados, ni siquiera en sus aspectos más básicos. La falta de funcionalidad tanto de las páginas como de las aplicaciones era el mayor inconveniente, seguido de la lentitud de carga y de una navegación sin optimizar para una pantalla mucho más pequeña.

La optimización móvil continúa siendo un gran desafío para las marcas que ven como el uso de esta tecnología va más deprisa que su capacidad para adaptarse. El ritmo de crecimiento del m-commerce, por ejemplo, duplica ya al de desktop y la estimación es que el año que viene alcance los 630.000 millones de dólares [USA]. Sin embargo, los clientes se encuentran con todo tipo de obstáculos, contenidos que no se adaptan a sus pantallas, demasiados clics antes de llegar a lo que buscan y velocidades de carga demasiado lentas para un cliente cada vez más impaciente. Ni siquiera las grandes empresas del Fortune 100 aprueban en la optimización de sus sitios web móviles.

Periodista y Community Manager
Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo