PuroMarketing

La optimización móvil no es un concepto de moda, sino una necesidad para todas las empresas que quieran tener presencia efectiva en internet. Especialmente en el caso de los retailers. No en vano, el tráfico procedente de los dispositivos móviles ya representa un 40% del volumen de visitas registradas en los e-commerce.

En plena era tecnológica, los usuarios demandan una experiencia de usuario en óptimas condiciones, integrada a través de todos los canales. El Digital Shopper Relevancy, de Capgemini indicaba que el 56% de los consumidores tenía previsto gastar más en aquellas tiendas cuya información sea accesible vía online.En Estados Unidos, el 54% de los adultos ya tiene un smartphone, un porcentaje que en España se eleva hasta el 66%. Una actividad que combinan con el uso de otros dispositivos, com el PC. El 77% de las búsquedas móviles sucede delante de un ordenador. El 98% de los usuarios se mueve entre varias pantallas a lo largo del día, tanto de forma aislada como combinada. De ahí la necesidad de que este nuevo comportamiento se tenga en cuenta a la hora de diseñar la estategia de ventas online.

Una mala experiencia mcommerce perjudica la imagen de la marca. El 57% de los usuarios no recomendaría una empresa que no tuviera una web optimizada para móviles. El 88% reconoce que le produce sensaciones negativas, como enojo, frustración o desconfianza en la misma (SOASTA).

La usabilidad es un factor fundamental. Un 40% abandonará la página de una empresa que no le permita encontrar fácilmente lo que busca, o no esté optimizada para su dispositivo. Además, sus consecuencias no son solo puntuales, el 46% de los compradores móviles no volverá a una web que no funcionaba correctamente en el móvil. Una situación que beneficia a la competencia. El 34% de los clientes opta por continuar su búsqueda en la web de otras marcas. 

De otra parte, la optimización móvil fomenta las ventas y la fidelidad de los clientes. El 67% de los clientes prefiere comprar en una web optimizada para móviles, mientras que el 74% de los estos consumidores indica que está más dispuesto a volver a una web donde ha tenido una experiencia móvil positiva. 

Con el fin de mejorar la experiencia de usuario a través de las múltiples pantallas, nos podemos ayudar de las cookies, con el fin de mantener la sesión abierta a través de los distintos dispositivos, y poder recordar datos tan imprescindibles como los productos en los que se mostró interesado y, por supuesto, su cesta de la compra. De este modo el usuario podrá continuar el proceso, independientemente del lugar y dispositivo donde lo dejó. Otro punto muy importante en aras de ofrecer una experiencia móvil personalizada es el de utilizar la información referente a su ubicación para mostrarle ofertas adecuadas a sus intereses. Más de la mitad de los clientes compraría más en las tiendas físicas si recibiera un cupón con una oferta geolocalizada (RetailMeNot). Asimismo, el login social puede facilitar las tareas de registro y acceso a la fase de compra, además de permitir un contacto más directo y efectivo con el cliente.

Los dispositivos móviles son los canales ideales para llegar al público femenino. El 70% de las madres utiliza los dispositivos móviles para hacer la compra de su familia (BabyBump). Se trata de una tendencia que ha ido en aumento. El 93% de estas mujeres compró mucho más con su smartphone o tablet que en 2011 (Tech Journal). Más de la mitad de las mamás con dispositivo móvil compra a diario o con una periodicidad semanal (Media post). Por tanto, necesitan que los retailers les permitan realizar sus compras, contando para ello con un sitio optimizado para ello.

Los clientes ya son móviles, y esperan que las marcas también lo sean. Condición sine qua non  para desarrollar su negocio en el medio online. Todo ello pasa por trabajar la optimización móvil y ofrecer una experiencia personalizada a través de todos los canales.