PuroMarketing

Los dispositivos móviles suponen un nuevo mundo de posibilidades para conectar con el cliente y consumidor

El binomio dispositivos móviles y medio online constituye un campo todavía por explorar, otro modo para llegar al cliente de forma más directa y personalizada. Este nuevo escenario demanda nuevas prácticas, nuevas estrategias y sobretodo, gracias a está abierto a la experimentación y nuevas posibilidades.

Ayuda a descubrir modelos de conducta, detectar tendencias y nuevos nichos de mercado. Es importante segmentar a la audiencia, diseñar acciones distintas para los usuarios de tabletas y para los de smartphone e intentar descubrir qué lleva a los clientes a utilizar cada uno de estos dispositivos, en qué momento prefieren uno sobre el otro, qué tareas realizan en mayoritariamente. Por ejemplo, podemos descubrir que un importante segmento de nuestra audiencia se informa de nuestros servicios durante la hora de la comida, utilizando su smartphone, únicamente cuando está fuera de casa. En cambio, otra parte de ella accede directamente a contratar con su tableta, a última hora de la noche. A base de probar y analizar los resultados obtenidos será posible adecuar la estrategia cada perfil de usuario, cada necesidad concreta y cada dispositivo.

No olvidar que los usuarios son multipantalla. Algo que puede dificultar su seguimiento y además obliga a las empresas a diseñar una estrategia multicanal integrada, donde la optimización para todos los dispositivos juega un papel esencial. Máxime, si, como decíamos anteriormente, un usuario tiene las mismas necesidades ni demanda el mismo tipo de contenido en su tableta que en su smartphone. En cambio, una vez optimizado este aspecto, mejora notablemente la calidad y cantidad de los datos, y con ello las posibilidades de éxito de las acciones.

La experiencia móvil se convierte en un gran aliado de las marcas y de la industria publicitaria. El mercado de la publicidad móvil en EE.UU. se muestra boyante, y seguirá manteniendo esa dinámica alcista, según pronostica eMarketer, quien afirma que en 2016 pueda alcanzar un volumen de nada menos que 12 mil millones de dólares. La integración de los dispositivos móviles en nuestro día a día, ha supuesto toda una revolución. La permanente conectividad de los usuarios permite obtener información precisa e individualizada sobre sus gustos, preferencias, hábitos de consumo y pautas de comportamiento. Todo ello les convierte en público objetivo en sí mismo, una gran ventaja que la publicidad online está en disposición de aprovechar. Así, las plataformas de anuncios online permiten emitir un mensaje personalizado, justo en el momento más oportuno, aquél en el que el cliente demanda un producto relacionado con nuestra empresa.

Una vez más, es necesario testear, diseñar varias acciones, analizar y comparar los resultados, con el fin de optimizar la estrategia y rentabilizar la inversión. Con la ventaja de que puede incluso hacerse en tiempo real; algo que no permite el resto de medios convencionales. El objetivo es pasar del impacto indiscriminado al envío certero, relevante y no intrusivo.

El capítulo de la relevancia, tanto o más importante que la personalización. Es importante ofrecer al usuario un mensaje que capte su atención, y sea capaz de mantenerla, hasta el punto de conseguir una actitud favorable a la marca, y con ello algún tipo de reacción. Bien sea que comparta el contenido, que se suscriba al canal de YouTube o a la newsletter, o que pida más información sobre el producto presentado, la marca ha de apostar por ofrecer calidad e incentivar a su público objetivo. Para ello, el vídeo supone un gran aliado.

Los estudios reflejan que la tasa de recuerdo de una marca a partir de un vídeo consumido vía móvil es del 79%, notablemente superior al 29% registrado a través de otros canales online e incluso la televisión. El mercado de la publicidad en vídeo móvil está en pleno auge, y crecerá exponencialmente en los próximos años. Se espera que este año la inversión en vídeo móvil sea de 520 millones de dólares, lo que supone un 13% de la publicidad de vídeo digital. Esto ha provocado que el CPM de los anuncios en vídeos para móviles se haya multiplicado por 10, frente a los anuncios tradicionales para estos dispositivos, según mostraba Nexage a finales de 2012.

Definitivamente, los dispositivos móviles presentan un nuevo escenario, un nuevo modo de llegar al cliente, conocerle de cerca y poder ofrecerle una experiencia personalizada e interactuar con él. Todo ello depende de la capacidad de las marcas para aprovechar estos canales, diseñando estrategias específicas no solo para cada dispositivo, sino para cada micronicho; en función de cada comportamiento.