PuroMarketing

Los consumidores parecen decidirse por el sitio móvil para comprar

Sin duda este sigue siendo el eterno dilema al que se enfrentan marcas y empresas a la hora de desarrollar su estrategia digitales y de ventas online. Y la respuesta tiene nombre de canción: Depende. "De según cómo se mire todo depende como el estribillo de aquella canción de Jarabe de Palo". Todo está en función del mercado, el público objetivo y el producto, entre otros factores.

Preferencias del usuario. Los datos del estudio elaborado por Econsultancy el pasado año mostraban una mayor predisposición por parte de los consumidores a decidirse por el sitio móvil para comenzar un proceso de compra, especialmente en Estados Unidos (68% vs 33%); mientras que en Reino Unido esta diferencia era más equitativa (61% vs 39%).

Comportamiento de compra del público objetivo

Es importante tener en cuenta las fase del ciclo de compra, y qué acciones realiza el cliente durante el mismo. Así, en el caso de que éste utilice varios dispositivos para una misma compra, probablemente la aplicación móvil no sea la mejor herramienta para ello. Los usuarios son multipantalla, y utilizan indistintamente un dispositivo u otro para buscar información y consumir contenido. El 67% afirma que comienza su compra en un dispositivo y continúa en otro, destacando que el smartphone suele ser el punto de partida.

El ordenador suele ser el dispositivo final donde se complete dicha transacción (61%). En cambio, en el caso de aquellas compras que se inician en las tabletas, solo un 10% se finaliza frente al pc o portátil, por lo que sí convendría estudiar la idoneidad de desarrollar una aplicación específica para estas pantallas inteligentes. Otro de los motivos que nos llevan a ello es que los usuarios de tabletas compran con más frecuencia, y también gastan más.  El estudio publicado el año pasado por Forrester y Shop.org recogía la afirmación por parte del 45% de las empresas en que el importe de los pedidos procedentes de tabletas era un 28% más elevado que el del resto de dispositivos similares.

Optimizar la experiencia de usuario

Uno de los factores que más valoran los usuarios móviles a la hora de navegar online es obtener una buena experiencia de usuario, con un trato personalizado. El estudio publicado por Adobe a principios de mes refleja cómo las aplicaciones móviles son una buena vía para fomentar el engagement con el púbico objetivo y crear más oportunidades para la conversión. Según sus conclusiones, el 85% de los usuarios prefiere las aplicaciones frente a los sitios móviles. Concretamente en el caso de las tabletas, un cliente puede dedicar a una app hasta 24 minutos por sesión, 4 veces más del tiempo que dedicarían a una web.

De otra parte, las aplicaciones generan más oportunidades para conectar con el cliente. Los usuarios utilizan el doble las aplicaciones de la marca que su página web (9,8 vs 4,4 veces).

Estudiar el sector

Las aplicaciones utilizadas con mayor frecuencia son las financieras, hasta un 30% más que el resto; mientras que las que se consultan durante más tiempo son las de viajes, pudiendo llegar a dedicar hasta 20 minutos por sesión. Los usuarios de las app del sector retail también tienen una elevada tasa de penetración entre los usuarios móviles, quienes acuden a ellas 5,8 veces al mes. 

De otro lado, el sector travel cuenta con un importante índice de clientes móviles. Según los datos de JiWire, referentes al primer trimestre del año, el 27% de los clientes que busca información sobre viajes acaba comprando con su smartphone, junto con un 39% que utiliza su tableta. Esto representa un importante nicho de mercado, que además realiza transacciones de un importe considerable. El 44% de los encuestados está dispuesto a realizar compras por un valor superior a los 500 dólares. 

Lo que sí está claro es que el futuro del comercio electrónico es móvil, y que las empresas han de emplearse a fondo para proporcionar una estrategia personalizada e integrada a través de todos los canales. Las aplicaciones móviles son una herramienta útil para ello, que conviene valorar con el fin de que persiga este objetivo.