PuroMarketing

No es ninguna novedad el hecho de que los clientes buscan información sobre aquello que están interesados en comprar. Una actividad para la que el 61% recurre a su smartphone. Un hecho que convierte a los dispositivos móviles en grandes impulsores de las ventas, también para los retailers. 

El estudio de GE Capital Retail ha podido apreciar la utilidad de estos dispositivos móviles a la hora de incitar a las ventas, no solo online, sino también en el caso de las compras tradicionales. Así, el 36% de los participantes en su estudio reconocen que han hecho alguna compra con su smartphone en el último trimestre. 

Otro aspecto relevante que muestra el estudio es la influencia que las ofertas recibidas vía móvil ejerce sobre la intención de compra. El 40% de los encuestados reconoce que compraría en una tienda si ésta le ofreciera ofertas relevantes con cierta frecuencia. Según sus datos, 7 de cada 10 clientes aprovecha estos descuentos habitualmente; especialmente en el caso de los cupones. Una tendencia cada vez más habitual, que ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos meses. Según un informe desarrollado por Placecast, que el 45% de los usuarios móviles estaba interesado en recibir ofertas personalizadas, mientras que el año anterior, solo el 31% daba permiso para ello.

Una conclusión que reafirma el estudio publicado por Responsys, realizado entre clientes suscritos a las alertas móviles de las marcas, y donde 2 de cada 3 clientes reconoció haber hecho alguna compra motivado por alguno de estos mensajes orientados y relevantes. Asimismo, el 43% de los encuestados valora positivamente el que la empresa le ofrezca una experiencia integrada a través de todos los canales, siendo el marketing móvil una pieza más dentro del engranaje que compone la estrategia completa.

Cuando se trata de mover a los clientes a la acción, las propuestas basadas en descuentos en el precio son las que obtienen mejores resultados (66%). En segundo lugar, las ofertas por tiempo limitado, o aquellas centradas en el entorno más cercano al cliente también son capaces de hacer que compren (52%). De otro lado, aquellas propuestas basadas en un producto comprado con anterioridad (47%), o las sugerencias sobre el mismo (45%) consiguen que repita la acción de compra. En todos los casos se evidencia la necesidad de ofrecer una oferta personalizada,  adaptada a las necesidades del cliente. 

La relevancia es la clave de la conversión. Una característica que todavía muchas marcas no han conseguido implementar. Una tercera parte de los encuestados suscritos a este tipo de mensajes móviles indicó que los mensajes recibidos no se ajustaban a sus necesidades.

Definitivamente, el smartphone es una herramienta útil para captar clientes en modo compra, todo depende de la capacidad de las empresas para desarrollar acciones personalizadas y ser capaces de ofrecer el mensaje oportuno en el momento más indicado.