PuroMarketing

Los dispositivos móviles han revolucionado el panorama del comercio electrónico hasta el punto de que han generado un nuevo concepto y fórmula de negocio a través del cual se canalizan estas operaciones: el mobile commerce. Una respuesta a los altos índices de penetración y uso con los que tanto smartphones como tabletas cuentan entre los consumidores. Sin embargo, esta influencia de los dispositivos móviles entre los usuarios y el potencial de negocio para las empresas no está calando entre las pequeñas y medianas empresas.

Es lo que se desprende de un sondeo realizado este mismo mes por Endurance Internacional Group, en el que se subraya que a pesar de que las pymes reconocen el efecto que los dispositivos móviles pueden tener en sus respectivos balances por el momento no se han puesto las pilas para adherirlos a sus estrategias de marketing. Y es que el 78% de los encuestados señalaron que sus empresas no contaban con una app. Sin embargo, dentro de este porcentaje de encuestados, el 71% reconoció que contar con una solución móvil de estas características tendría un impacto positivo en su negocio.

Pero, ¿cuáles son los factores esgrimidos por las pequeñas y medianas empresas a la hora de justificar la carencia de estas tecnologías en el seno de sus organizaciones? La falta de experiencia, tiempo y dinero se constituyen como los factores más determinantes en este sentido. Así, entre las empresas que dijeron que no contaban con una app, la mitad de ellas argumentó esta falta en el hecho de que no sabían cómo construir una.

En paralelo, una cuarta parte de los encuestados señalaron que se encontraban demasiado ocupados gestionando sus negocios como para desarrollar y mantener una aplicación móvil. Por su parte, aquellos que señalaron que el dinero les suponía un problema se contabilizaban también en torno al 25% de los encuestados. Estos dos indicados fueron aludidos también por un 37% de los preguntados, pues citaron al tiempo y a los recursos como sus principales retos a superar en el futuro en lo que a su estrategia online se refiere.

Ritmo lento de penetración

Los resultados de esta investigación no son los únicos que constatan el "divorcio" que existe entre las pymes y el mobile commerce. Así, una investigación llevada a cabo por Xero y Zogby Analytics en diciembre de 2014 señaló como principal conclusión que únicamente el 20,9% de estas organizaciones utiliza apps de su negocio como estrategia de marketing.

La cifra es algo superior a la experimentada el mes anterior, cuando una investigación de vCita señaló que solo el 10% de las pymes gestionaban su estrategia móvil a través de una aplicación de estas características. Un bajo porcentaje entre estos negocios que mueve a la reflexión en torno a la penetración de los dispositivos móviles y su escasa incidencia dentro de las organizaciones que más beneficiadas se pueden ver de este tipo de tecnología.

Buenas expectativas de futuro

Sin embargo, a pesar de los bajos niveles registrados en la actualidad, las apps tienen visos de convertirse en una potente herramienta de marketing para este tipo de empresas. Así, la mayoría de las empresas (50%) encuestadas señaló que tenía en mente invertir en este tipo de tecnología en un plazo medio inferior a doce meses. Por su parte, el 22% dijo que empezaría a incorporar esta tecnología en el plazo de uno o dos años y el 14% que tardaría aún más, al menos dos o tres años. Del mismo modo, un 16% dijo que no tenía pensado incorporar una app a su negocio nunca.

Una vez que esta apuesta se materialice, las pymes centrarán su inversión móvil en apps que cuenten con una variedad de características. Así, las respuestas mayoritarias de estas empresas pusieron de manifiesto que buscarían la compatibilidad entre los dispositivos móviles y las plataformas tradicionales. Del mismo modo, también se mostraron preocupados en sintonizar los contenidos entre ambos tipos de pantallas y canales de venta. Asimismo, solicitaron que estas apps sean fáciles de administrar y de personalizar por su propia cuenta.