PuroMarketing

Más de la mitad reconocen ser adictas a su smartphone e invierten en él el 10% de las horas del día en que están despiertas
Periodista multimedia apasionada por las nuevas tendencias de Internet.

Los millennials son el grupo demográfico más codiciado por los anunciantes, y de hecho, se están gastando hasta 5 veces más en campañas publicitarias destinadas a estos consumidores jóvenes. Pero no se trata de un grupo homogéneo, sino que existen diferencias entre sus miembros y se pueden definir diferentes subgrupos: uno de los más evidentes es el de las madres millennials.

Y lo que más caracteriza a este subgrupo es el uso del móvil, que si bien es alto entre todos los jóvenes, mucho más entre las madres, tal y como nos muestra un reciente informe de Dentsu Aegis Network: las madres millennials usan el móvil constantemente para conseguir inspiración e información que pueda ser útil para ellas mismas o sus familias.

Así lo confiesan ellas mismas: más del 50% de las madres millennials aseguran que son adictas al móvil, y el porcentaje supera al 60% en países como Estados Unidos o Reino Unido. Lo que es más, el empleo del móvil les ocupa ya alrededor del 10% del tiempo en el que están despiertas; más de hora y media diaria. Lo cierto es que utilizan el smartphone en cualquier momento y lugar, incluso en los más íntimos: 1 de cada 4 encuestadas reconoce consultar el móvil durante sus relaciones sexuales y más del 50% aprovecha el momento de ir al baño como una pausa para navegar por Internet.

No tiene nada de extraño, por lo tanto, que utilicen estos dispositivos para todo, también en sus decisiones de compra e incluso para adquirir los productos que necesitan. El mcommerce propone una solución práctica para las madres que están a menudo demasiado ocupadas para ir de compras: 4 de cada 10 madres millennials ya ha realizado alguna compra a través del móvil.

Aunque este no es el uso más habitual que se le da a este dispositivo: la mitad de las madres millennials acceden a las redes sociales a través del móvil al menos una vez a la semana, y un tercio ve vídeos desde el móvil (incluso hay un 25% que utiliza su smartphone para ver contenidos televisivos). Todo ello pone de manifiesto la necesidad por parte de las empresas y marcas, de adoptar y poner en marcha estrategias de marketing móvil orientadas a este tipo de audiencia que a menudo convierte estos dispositivos en una herramienta indispensable en muchos de sus quehaceres, momentos y consultas habituales.

Entre 2011 y 2014 el número de madres que utilizaron el móvil para comprar se multiplicó por 3.

No es este el único estudio que se hace eco de la importancia del smartphone como canal para comunicarse con las madres millennials, y de hecho, según Babycenter, este sería el grupo demográfico que habría incorporado con más entusiasmo el uso del móvil durante todas las fases del proceso de compra (y también en su vida diaria: invierten ya un 35% más de tiempo en el móvil que en el ordenador).

El uso del móvil para el shopping se multiplicó por 3 entre 2011 y 2014, aunque desde entonces planea. En la actualidad, un 64% de las madres compara precios desde el móvil, un 60% compara características de los artículos, un 59% utiliza cupones digitales, un 55% busca inspiración y un 52% consulta reviews de productos. Y ya vimos que un 40% también compra online.

Lo más interesante es que es la propia maternidad la que cambia los hábitos de compra: muchas madres millennials comenzaron a realizar sus compras a través del móvil precisamente cuando tuvieron hijos.

Periodista multimedia apasionada por las nuevas tendencias de Internet.