PuroMarketing

El crecimiento del mercado de los smartphones y teléfonos inteligentes continua imparable y su aplicación como canal de comercialización y comercio electrónico parece comenzar a marcar una fuerte tendencia.

Prueba de ello es sin duda el rápido crecimiento de las tiendas de aplicaciones móviles que aumentan a medida que madura este mercado en eclosión. Y como consecuencia, muchos desarrolladores de aplicaciones están cambiando la forma de monetizar y rentabilizar estas aplicaciones.

Todas los "Stores" o tiendas de aplicaciones están creciendo rápidamente. La App Store de Apple, una de las más establecidas y consolidadas, mantienen un ritmo de decrecimiento más lento pero aun así, su número de aplicaciones se ha visto duplicado entre los meses de enero y diciembre del pasado año 2010.

Las aplicaciones gratuitas se están convitiendo en un recurso codiciado por los usuarios móviles y prueba de ello es el aumento de popularidad de este tipo de aplicaciones. Sin embargo el hecho de que sean gratuitas conlleva que los desarrolladores busquen fórmulas alternativas para encontrar una viable rentabilidad.

Ello quiere decir que las aplicaciones gratuitas no tienen pro que estar exentas de otras tasas o costes ya que muchos desarrolladores de aplicaciones han comenzando a utilizar otros sistemas de monetización más allá de la compra tradicional de la aplicación, como por ejemplo, el pago de extensiones, actualizaciones o amplicaciones exclusivas de las mismas.

Esta simple fórmula ha servido para duplicar pasando del 12% al 29%, los ingresos de aplicaciones para el iPad entre junio y diciembre del 2010. Durante el mismo periodo, los ingresos de las compras dentro de una aplicación concreta se incrementaron del 36% al 49% en el caso de los iPhone. Por lo que este nuevo enfoque del negocio comienza a convertirse en una tendencia extendida entre los desarrolladores de aplicaciones.

La combinación de aplicaciones gratuitas con extensiones o actualizaciones de pago como versión "freemium" entre los propios medios de comunicación y editores de contenidos se presentan como una alternativa a la dependencia de recurrir a los anuncios publicitarios como la única fuente de ingresos. Y el aumento de este nuevo modelo de aplicaciones sugiere que muchos de estos editores y desarrolladores se encuentran trabajando ya en ello.

Sin embargo, la proliferación de este nuevo modelo de negocio podría tener otras consecuencias como el paso a un segundo plano de los anuncios publicitarios para los propios editores o desarrolladores. Algo que desde empresas como Apple seguramente analizarán minuciosamente debido a la importancia de su participación en este mercado publicitario.