PuroMarketing

En el mundo de la telefonía móvil, la seguridad es una de las máximas preocupaciones de los usuarios y uno de los motivos por los que no termina de despegar la publicidad móvil. Las malas prácticas que emplean algunas empresas o terceros, como ser el spam de SMS de marketing, se está convirtiendo en uno de los problemas crecientes más importantes por el aumento que ha mostrado en los últimos 10 meses.

AdaptiveMobile, compañía que estudia precisamente esto y que apareció recientemente en un programa de la BBC, advierte de las estafas que se pueden producir a raíz de un SMS y que puede provenir de una variedad de fuentes, siendo cada vez más evidente que los defraudadores están avanzando en la forma en que pueden dirigirse a los usuarios móviles.

Las amenazas pueden ir desde simples ataques de ingeniería social que se aplican a cualquier teléfono móvil, tales como alertas de llamadas perdidas o mensajes SMS reclamando que el destinatario ha ganado un sorteo de premios e invita a los usuarios para responder a través de SMS o llamando a un número de tarificación adicional, a los más sofisticados que explotan las capacidades de los Smartphones para conectarse a Internet, lo que resulta en fraude de clics o como un vector de entrada para los virus móviles.

Datos recientes de uno de los más grandes operadores de grupo que trabaja con espectáculos, anunció que bloquea cada mes una media de 1,6 millones de mensajes entrantes no deseados por país. El 60% de éstos son mensajes de publicidad pícaros.

El teléfono móvil es un dispositivo personal y la gente ha crecido confiando en lo que respecta al contenido que llega a ellos. Si los destinatarios reciben un SMS, hacen clic en él sin pensarlo dos veces, que es todo lo que se necesita para que la actividad fraudulenta comience. En tanto algunos operadores de telefonía móvil están trabajando para combatir estas amenazas a nivel de la red, los usuarios también deben hacer su parte si quieren estar seguros en un mundo cada vez más móvil.

Gareth Maclachlan, director de operaciones de AdaptiveMobile, anunció que “con el creciente número y complejidad de las amenazas de seguridad móvil, están dirigidas a los usuarios móviles, junto con la penetración cada vez mayor de los Smartphones, los operadores móviles necesitan estar un paso adelante en la protección de los clientes”.

Los operadores móviles tendrán que entender ya los enfoques tradicionales de seguridad de redes ya no es suficiente para hacer frente al creciente número y sofisticación de los ataques y los operadores están tomando medidas proactivas para garantizar que éste sea el caso. En una industria competitiva, donde la confianza es clave para reducir la pérdida de clientes y maximizar la relación con ellos.