PuroMarketing

¿Innovación? ¿Feed back? ¿Valor agregado? ¿Calidad? ¿Estrategia? ¿Planificación? ¿Métricas?... conceptos con los que diariamente nos encontramos y que siguen siendo tan abstractos en su definición, como complejos en su medición.

Con la llegada del nuevo año, el marketing y la publicidad – al igual que los niños cada comienzo de curso escolar- inician la nueva etapa con las “energías” renovadas y los objetivos revisados. La clave parece estar en lograr el “Engagement” del que todo el mundo habla o lo que es lo mismo, la fidelización del cliente e idealmente, su evangelización.

Para lograrlo, las pequeñas y medianas empresas así como los emprendedores, tenemos en nuestro haber los dones que nos concede la acción social así como la posibilidad de formarnos ininterrumpidamente, tanto en aspectos relacionados con nuestros conocimientos, como ( muy importante) en el desarrollo de nuestras cualidades y habilidades. No tenemos ninguna duda que con una buena estrategia de marketing combinada con acción social, transitaremos por el camino siempre positivo de la consecución de nuestros “pequeños” objetivos.

Pero… ¿no es verdad que aún nos cuesta aceptar que la falta de recursos de índole monetaria, sólo puede sustituirse con trabajo constante, compromiso ineludible y credibilidad asociada a nuestra marca?

El marketing de guerrilla es un claro ejemplo de ello. Desde que por primera vez se habló de él allá por la década de los 80 hasta ahora, hemos enfrentado un cambio cultural estructural y global.  Sin embargo, debido a su naturaleza vinculada a la escasez de recursos, son muchos los principios del marketing de guerrilla que hoy adquieren vigencia.  ¿O no es verdad que buscamos emociones e influencia por encima de las cifras de ventas?

Cualquier usuario informado, comprometido y que ha realizado su plan estratégico de innovación, puede lograr que, derivado de su interacción social,  surja  una estrategia que suponga un verdadero impacto y ese, es el primer paso hacia la fidelización de los clientes.  Para que resulte realmente efectivo el marketing de guerrilla tiene que estar focalizado en algunos principios esenciales.

Psicología y semántica, contenidos y acción social, las nuevas reglas del juego

Es una realidad que la densidad de las palabras clave y las acciones de link builder se han situado en su papel de satélites complementarios, dando paso a la capacidad para identificar emociones como protagonista en el posicionamiento (conversión, influencia, reputación, crecimiento, como queramos definirlo). Hoy la acción social y el contenido psicológico, son los mejores aliados del marketing.

Recursos propios, generar sin consumir

Para analizar este principio que hace eficiente al marketing de guerrilla, tomamos como ejemplo la coyuntura económica actual donde, una de las lecciones mejor aprendidas es que el acceso a los recursos ilimitados y fáciles, se acabó.

Hemos aterrizado y tomado conciencia que generar respuestas (producir) debe ser realizado utilizando nuestros recursos propios, en lugar de consumir. En el marketing de guerrilla el “Engagement” se produce cuanto mayor es la cantidad de tiempo, energía y dedicación, que entregamos a la construcción de nuestra influencia.

Otra de las principales ventajas de la aplicación del marketing de guerrilla a la consolidación de nuestra marca, la encontramos en que como los recursos invertidos no son monetarios, la eficiencia de nuestras acciones se mide a través de otro tipo de beneficios y no, desde las ventas. Es indispensable tener muy presente que lograr la influencia en Internet, no es una acción rápida pero, si puede lograrse sin realizar inversiones costosas, todo lo que saquemos son ventajas ¿no?

La implementación de una estrategia de marketing de guerrilla nos acerca a un ROI menos material que nos permite crecer de forma sostenida y eficiente. En definitiva, la tecnología se pone al servicio de nuestra eficiencia pero, establecer relaciones que fomenten el crecimiento y las nuevas oportunidades, no tiene vinculación alguna con las inversiones monetarias.

El marketing de guerrilla no muere en la calle, también puede consquistar los medios y redes sociales

Cuando hablamos de Marketing de guerrilla, Ambient marketing, street marketing, field marketing u otras disciplinas del marketing y la publicidad que se desarrollan a pie de calle, tendemos a pensar que su efecto y repercusión nunca traspasarán los límites y fronteras de la realidad.

Sin embargo, y mas allás de esta primera conclusión, lo cierto es que muchas de estas estrategias y acciones de Marketing alcanzaron su mayor impacto y popularidad cuando las experiencias puestas en escena fueron compartidas a través de los medios y redes sociales de internet.

A pesar de los bajos presupuestos o costes, y la falta de recursos la creatividad pueden conseguir que también el marketing de guerrilla no muera en la calle, sino que a la vez pueda conquistar los medios y redes sociales.