PuroMarketing

Comunicadora Social graduada en la Universidad Monteávila con mención honorífica en la tesis de grado...

El email, actualmente, se ha convertido en la principal herramienta que tienen las empresas para comunicarse constantemente y de forma directa con las demás personas. Diariamente, se envían una gran cantidad de correos; lo que hace que se transforme en un medio idóneo para que las organizaciones puedan gestionar la relación con sus clientes mediante la captación, el desarrollo y la fidelización de los mismos.

En este sentido, los boletines electrónicos son publicaciones periódicas que se envían por email a través de Internet de forma masiva y que tratan sobre uno o varios temas de interés para sus audiencias. Entre los principales usos; están: publicidad, mercadeo, invitación a eventos, promociones, encuestas, notificaciones, información corporativa, noticias, cobranzas, etc…

A continuación, se exponen las características más importantes que debe poseer un boletín electrónico para que sea exitoso y el mensaje logre transmitirse efectivamente:

Es autorizado: es imprescindible pedir permiso a los clientes para poder obtener las direcciones de correo electrónico y así construir listas certificadas que aprueben las comunicaciones enviadas por la empresa; de lo contrario, se corre el riesgo de ser catalogado como Spam y de crear una percepción negativa de la marca.

Tiene una frecuencia apropiada: No se debe saturar este medio con una gran cantidad de comunicaciones; ya que el destinatario de dichos mensajes puede sentirse bombardeado, causando el efecto contrario. Lo recomendado es enviar 2 boletines mensuales; pudiendo enviarse un tercero con información que genere bienestar al receptor.

Está muy segmentado: En base a la información demográfica y a los estudios de hábitos de consumo, se pueden hacer segmentaciones en las listas de contactos con el fin de que el contenido sea de mayor relevancia e interés para los públicos de la organización.

Posee un título adecuado: El título es muy importante debido a que determina que un boletín sea leído o no. Para que sea efectivo; debe: plasmar la idea principal, tener una extensión menos a 50 caracteres, llamar la atención y enganchar a la persona que lo está leyendo.

El remitente es real: La empresa que obtuvo la autorización para enviar el boletín debe ser la que esté como remitente en el email que se va a enviar; manteniendo así, el mismo nombre para que la persona que recibe la comunicación pueda reconocerlo más fácilmente.

El contenido es acertado: El boletín debe contener un mensaje que sea coherente, claro y sencillo. La información debe ser lo suficientemente oportuna y pertinente como para generar valor agregado y diferenciación con respecto a la competencia.

Comunicadora Social graduada en la Universidad Monteávila con mención honorífica en la tesis de grado...