PuroMarketing

Hemos de reconocer que la publicidad utiliza de forma bastante frecuente la sensualidad y el erotismo como recursos para generar un mayor impacto y 'seducir al consumidor'.

Guste o no, lo cierto es, que el sexo y el erotismo siguen siendo uno de los grandes secretos de la publicidad. Las curvas venden. Impactan. La vieja máxima del marketing - "un par de tetas tira mas que una carreta" - parece tener siempre vigencia, y es más que evidente que las curvas femeninas se han convertido en el reclamo con más éxito y más utilizado en multitud de campañas y anuncios publicitarios.

La publicidad subliminal ha sido un claro ejemplo de como a través de los anuncios, el ingrediente sexual se ha convertido en un auténtico detonante. Sin embargo, en muchas ocasiones este tipo de campañas rozan los límites morales soportadas por la opinión general.

En ocasiones, algunas marcas han desarrollado campañas basadas en este factor erótico originando como resultado, "polémicas" o críticas que han conllevado a la censura de sus propios anuncios. Seguramente éste fuera el principal objetivo ya que de forma habitual los anuncios que finalmente son censurados son realmente de los que más se suele hablar o debatir.

Como prueba de ello, en esta ocasión, hemos recogido una colección de anuncios publicitarios de lo más sugerentes, sexys y provocativos, donde las curvas se convierten en el principal reclamo para llamar la atención y generar un mayor impacto.