PuroMarketing

El videoclip ha sido protagonizado por la banda sueca “Billie the Vision and the Dancers”

Cada año más de 16 millones de personas[1] deciden pasar las vacaciones en algún sitio del Mediterráneo. Vienen seducidos por sus playas, la gastronomía, las fiestas o sus rincones inéditos. En definitiva, vienen por todo aquello que hace que el Mediterráneo sea considerado uno de los sitios donde mejor se vive. Y durante sus vacaciones, la mayoría disfruta de alguna Estrella Damm, la cerveza que más se bebe en el Mediterráneo.

El videoclip narra la historia de un joven que viene a pasar sus vacaciones en el Mediterráneo y durante su estancia en Formentera acude a tres actuaciones del grupo Billie the Vision and the Dancers. Con esta campaña, Damm busca también un segundo objetivo que es incentivar el turismo en el Medirerráneo, ya que debido a la crisis mundial, durante el 2008 el turismo en las principales zonas turísticas del Mediterráneo (Catalunya, Baleares, y Comunicad Valenciana) sufrió una recesión (-6.4% visitas según el Instituto de Estudios Turísticos).

La campaña de promoción del videoclip, que se inicia el lunes 1 de Junio se desarrollará durante los meses de Junio y Julio, tendrá una difusión en Tv y radio a nivel nacional e internacionalmente a  través de Internet.

Estando en el aeropuerto esperando para embarcar, los miembros de Billie the Vision and the Dancers no se creían que todo aquello pudiese estar ocurriendo, los músicos comentaron que “nos cuesta creer que alguien haya querido hacer de nuestra canción el himno de una gran campaña”.

Billie the Vision and the Dancers

Este conjunto musical parte de cero en España. En Malmö, su ciudad de origen, son ampliamente conocidos por tener su propia discográfica (The Love Will Pay the Bills) y porque la mayor parte de sus canciones hablan de la historia de amor y desamor entre Pablo y Lilly, unos misteriosos personajes cuya identidad, según palabras textuales de Lars, líder y vocalista de la banda, “son un secreto”.

Canciones de fondo alegre y melodías pegajosas son el sello de identidad de este divertido grupo, que además, mantiene una filosofía “up to you” respecto a la venta de discos: sus canciones pueden descargarse en su página web y es el usuario quién decide el precio que quiere pagar. Lars Lindqvist, afirma que “nuestra música vale lo que cada uno cree que cuesta”.

Después de haber vendido más de 8.000 discos y más de 1.000.000 de descargas web, el cuarto y último álbum de la compañía “I used to Wander Streets” Where the Ocean Meets My Hand fue lanzado en 2008 por su propio sello discográfico “Love Will Pay the Bills”.