PuroMarketing

Seguros Pelayo salió a la calle el pasado viernes para mostrar a conductores y transeúntes su último anuncio en vivo y en directo. Un grupo de actores representarán a lo largo de todo el día el spot de la aseguradora, en los intervalos de los semáforos y para ello utilizó algunos de los pasos de cebra más transitados de la ciudad. Un record que ha contado con más de 200 repeticiones en un solo día y ha sido visto por cerca de 10.000 personas.

dommo ha sido la agencia que ha creado esta innovadora campaña sacando a la calle los elementos básicos de la campaña de publicidad. Por medio de elementos como la nube, el rayo y por supuesto los dos protagonistas de la campaña de la aseguradora: Seguro y Pelayo, se ha realizado un spot en vivo y en directo para mostrar el “Coche de sustitución inmediata” (C.S.I). “Queremos que el público forme parte de esta campaña, acercarla a sus vidas de una manera diferente. Por eso hemos querido salir del spot de televisión y representarlo en los pasos de peatones de los pasos de peatones con más tráfico de Madrid. La respuesta por parte del público ha sido muy interesante y ha tenido una gran acogida como modo de espera a la luz verde del semáforo”, señala Miguel Zarzuelo director de marketing de Seguros Pelayo.

La publicidad se reinventa en tiempos de crisis

Con una inversión que no excede los 12.000 euros, el anuncio que tiene una duración de 35 segundos, se ha repetido unas 200 veces en un solo día, con la ventaja de llegar al público objetivo de la marca: los conductores. Se trata de una manera cercana, económica y creativa de llegar al target y que sin duda no ha dejado indiferentes a las cerca de 10.000 personas que han sido testigos.

Un grupo de actores tomó los semáforos  más céntricos y transitados de la ciudad (como el de Cibeles o la Puerta de Alcalá) para representar el anuncio que se está emitiendo en TV en este momento, tratando de arrancar una sonrisa a todos los conductores y peatones que transiten por allí, doblando así la eficacia de la campaña de publicidad. No hay ningún otro formato publicitario que tenga un grado de afinidad tan alto para el público de Pelayo. A partir de ahora esperar en un semáforo puede no ser tan aburrido si esta pionera iniciativa se convierte en tendencia.