PuroMarketingEs más que evidente que no todos los anuncios pueden ser de nuestro agrado. Incluso muchos de ellos, al margen de su mayor o menor efectividad, calidad y creatividad publicitaria, pasan desapercibidos. Muchos de estos anuncios en contra de su finalidad y objetivo, a veces generan sensaciones negativas o careren de la fuerza y el impacto necesario para llamarnos la atención o transmitirnos su mensaje.Y como no, para ello, son los propios consumidores, a los que va destinada y dirigida la publicidad de estos anuncios quienes pueden opinar y valorar cuales de ellos deben optar al galardón de "peor anuncio" del año.Los consumidores españoles ya pueden votar y participar en esta iniciativa desarrollada por "FACUA-Consumidores en Acción".En esta nueva edición, los cinco nominados al peor anuncio del año son la publicidad de Actimel, de Danone; Frenadol, de McNeil; Silueta, de Bimbo; Vodafone Passport, de Vodafone; y la campaña Si eres legal, eres legal, del Ministerio de Cultura.