PuroMarketing

Las campañas que nos advierten sobre los posibles efectos del cambio climático son cada vez más habituales. 

Sin embargo en esta ocasión, una nueva campaña publicitaria presentada en el Reino Unido ha sobrepasado la línea de la ética publicitaria para generar un mayor ruido y atención recurriendo a secuencias de impacto que han dado pie a una intensa polémica sobre la propia campaña.

Tal y como adelanta el diario digital Intereconomia, este nuevo vídeo creado por Richard Curtis, director de películas como Cuatro bodas y un funeral o Notting Hill ha causado gran revuelo hasta el punto de que la productora de la compañía SONY retira su apoyo como patrocinador de la campaña, de igual forma que se sospecha lo hagan otras empresas patrocinadores relacionadas.

En la cinta se puede ver cómo las personas que se niegan a colaborar con la causa simplemente son aniquiladas, explotando tras apretar un botón en unas secuencias realmente impactantes y duras sobre todo en el caso de los jóvenes estudiantes.

La historia del vídeo publicitario de esta campaña comienza en un colegio donde una profesora explica entre sus alumnos las formas y procedimientos para evitar el cambio climático, así como la importancia del mismo sobre nuestras vidas y el entorno del planeta. Pero cuando algunos de ellos se muestran escépticos, la propia maestra decide apretar un botón que les hace explotar al instante esparciendo sus restos entre los compañeros de clase en una secuencia realmente impactante. 

La secuencia se repite de forma reiterada primero en una oficina, durante un entrenamiento en el cual, el ex futbolista David Ginola es quién terminan de esta trágica forma y finalmente, Gillian Anderson, mundialmente conocida por su papel como la agente Scully en Expediente X encuentra su muerte explotando mientras trabaja en un estudio de grabación.

La polémica ha alcanzado una gran repercusión hasta el punto de que la propia cinta tuvo que ser retirada de la web el mismo día de su lanzamiento durante pasada semana. 

Eugene Harvie, director de la plataforma, se vio obligado a emitir un comunicado a través del cual pedía perdón a los patrocinadores lamentado el impacto negativo del video de la campaña.