Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...
PuroMarketing

Los consumidores no siempre reaccionan como esperamos ante los anuncios online. El clic no es necesariamente el único indicador de que nuestra campaña funciona.

El estudio de ChoiceStream refleja que, de aquellos clientes que encontraron un anuncio que les interesaba, únicamente el 44% hizo clic en él. El resto optó por realizar otras acciones, tales como buscar más información sobre el producto, o entrar directamente en la página del anunciante.

La tasa de clics de un anuncio no es el único modo de evaluar su impacto.

Además, los clientes tampoco tienen por qué reaccionar en el momento, sino que, según la encuesta, estos clientes que vieron un anuncio interesante buscaron dicha información sobre la marca o el producto más de una hora después de haberlo visto, o incluso días más tarde. 

Las conclusiones de ChoiceStream indican que no conviene subestimar la efectividad de la publicidad online, atendiendo solo a su CTR. De otra parte, el retargeting tampoco es garantía de éxito. El 62% de los encuestados reconoció no haber visto dicho anuncio, mientras que solo un 13% afirma haber hecho clic en ellos. Únicamente el 2,5% efectivamente hizo clic y acabó comprando el producto promocionado.

La clave para realizar una estrategia de publicidad efectiva no estriba en aumentar el número de impactos, sino en mejorar la calidad del mensaje, y su personalización.

Los clientes ignoran aquellos anuncios que sencillamente no le interesan, lo que además se traduce en una mala experiencia para el cliente. El 60% de aquellos que habían hecho caso omiso de los anuncios indicó que los consideraba molestos. Además, el 44% considera negativo el hecho de que esta publicidad les vaya persiguiendo allá donde se muevan. Otro tipo de publicidad que detestan es la nativa, al 86% de los encuestados les da la impresión de que estos mensajes intencionados tratan de engañarles.

Las marcas deben tener en cuenta este comportamiento por parte de los clientes, con el fin de desarrollar una estrategia global.

El estudio indica que el 66% busca en internet información sobre aquellos productos que le interesan, en cambio, el 64% prefiere comprar en la tienda. Todavía la ventaja de obtener el producto en el momento es muy atractiva para ellos. 

Definitivamente, los clientes no son tontos. Les gusta obtener información útil sobre aquello que les interesa, y agradecen los mensajes y ofertas publicitarias, pero únicamente cuando están en modo compra. De nada sirve que un producto les persiga por la red, si no están pensando en adquirirlo. Las marcas han de obrar de un modo más inteligente, ofreciendo un mensaje adaptado a sus intereses, y haciéndose notar de un modo no intrusivo. 

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...