PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Los consumidores se quejan cada vez más de los anuncios que aparecen en internet y son cada vez más reticentes a los mismos. Los ratios de clics son bajos, las visibilidad de los mismos no siempre buena (no hay que olvidar que los propios internautas han desarrollado la que se conoce como la banner blidness, o la ceguera de banner) y, además, cada vez aparecen más herramientas que están intentando evitar a los consumidores pasar por los anuncios. Los adblockers son, de hecho, cada vez más populares.

Las quejas en general de los consumidores se están empezando además a convertir en estadísticas y están demostrando que lo de que los internautas están descontentos con lo que les ofrecen en internet no es solo una cuestión de sentir sino más bien un elemento que se está convirtiendo en un punto de fricción entre los consumidores y el medio y que, tal y como están las cosas, es un punto de desencanto y saturación que puede perjudicar a las marcas.

De hecho, los consumidores ya se quejan más de internet que de la televisión, una situación que resulta ligeramente sorprendente teniendo en cuenta que los consumidores siempre han odiado la publicidad que recibían a través de este último canal.

La red y sus anuncios son ya el medio que despierta más quejas entre los ciudadanos, según datos de la Advertising Standards Authority (ASA). En total, internet supone el origen del 35% de las quejas por anuncios que se han recibido en el último año, superando a la televisión y posicionándose como el medio que genera más quejas. Los números pertenecen al mercado británico, pero sirven, sin embargo, para ver una tendencia clara sobre cómo los consumidores están recibiendo la publicidad en los nuevos medios.

¿Qué es lo que hace que los consumidores se muestren críticos y se quejen ante los organismos reguladores? Los consumidores son cada vez más conscientes de los mensajes en la red y de sus derechos. De hecho, las líneas de investigación sobre abusos o situaciones complicadas y no muy 'user-friendly' en la red ya no se limitan únicamente a los anuncios en si mismos sino también a las prácticas que realizan los medios y a los mensajes que publican.

¿Qué están haciendo los medios online?

La posición de los consumidores parece clara. La de los medios de comunicación online no lo es tanto. Algunas cabeceras están probando nuevos formatos que resultan menos intrusivos y en lo que se valora no es tanto el asaltar al consumidor con miles de mensajes publicitarios sino más bien el conseguir una relación de cierta calidad entre la marca y el potencial cliente. Es lo que está haciendo, por ejemplo, el Financial Times, que acaba de empezar a vender anuncios empleando una métrica temporal. El medio no vende costes por clic o impresiones sino que vende publicidad por horas.

Ellos no son los únicos que han probado nuevos formatos o que han reducido el peso de la publicidad en su diseño. A lo largo de 2014, varias cabeceras de peso fueron lanzando rediseños y eliminando banners de los mismos, poniendo valor los anuncios que sirven partiendo de la máxima de que cuanto menos mejor.

Sin embargo, estas cabeceras son una minoría. En general, internet está llenándose cada vez de más y más anuncios, que asaltan al consumidor en cualquier momento y de cualquier forma. Una de las últimas propuestas, y que ha conseguido indignar a los lectores anglosajones, es un módulo bautizado como Canvas por sus creadores y como el anuncio más molesto de internet por los analistas. El anuncio emerge desde el lateral y cubre toda la página, haciendo imposible no verlo y llevando la publicidad online a un nuevo nivel de molestia.

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo