PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Para los consumidores, la televisión es ya mucho más que un dispositivo que se coloca en el centro del salón y frente al cual toda la familia se reúne por las noches. Ahora, la distribución y el consumo de contenidos televisivos se expande al resto de las pantallas, y no es raro que alguien vea una serie desde la tableta o el informativo desde el móvil. De la misma manera, el consumo desde la propia televisión ha cambiado, con la popularización de servicios online bajo demanda y en streaming como pueden ser Yomvi o Netflix.

En ese contexto, no tiene nada de extraño que el visionado de vídeos digitales haya aumentado como la espuma, tal y como se refleja en un nuevo informe de FreeWheel, donde se sitúa la cifra en el 32% de crecimiento entre 2014 y 2015. Por eso se preguntan, ahora que los usuarios recurren cada vez más a sus dispositivos digitales para consumir vídeo, cuántos anuncios están viendo y de dónde salen esos anuncios. Y es que al igual que ocurre con la televisión, la monetización de los vídeos online se basa principalmente en la publicidad, por eso los anuncios en vídeo han experimentado también un aumento del 30%.

La primera conclusión que arroja el estudio es que los contenidos largos bajo demanda y los vídeos en vivo son los que más están impulsando la industria de la publicidad de vídeo online. Así, el visionado de anuncios en capítulos, programas de series o películas consumidos online han aumentado un 56%, cifra que se queda en nada, eso sí, cuando se ananliza el aumento del 129% en anuncios de contenidos en vivo (como eventos deportivos y otras retransmisiones en directo).

Si se analiza por temática, en la actualidad el 32% de los anuncios se están viendo en vídeos de entretenimiento, mientras que el deporte acapara el 20% de los visionados de anuncios (lo que supone un crecimiento del 83% respecto al pasado año). La tercera categoría más habitual son los vídeos musicales, que suponen el 12% de los anuncios que se ven.

Los ordenadores generan menos del 50% de todos los visionados de anuncios vídeo

Durante el pasado año, por primera vez, la monetización fuera de los ordenadores (de sobremesa y portátiles) superó por primera vez a la de estos dispositivos.

Algo que no extraña si tenemos en cuenta el ratio de crecimiento del visionado de anuncios de vídeos a través se servicios OTT (como Smart TVs, Chromecast o videoconsolas) que fue del 76% o a través del smartphone, que llegó hasta el 92%. También los anuncios en servicios de vídeo bajo demanda crecieron un 10%, y de ellos, cerca del 20% se visionaron desde un televisor, pero si se analizan únicamente los contenidos de entretenimiento, como películas o series, el porcentaje se dispara.

Por supuesto, muchos de los anuncios se siguieron viendo desde la pantalla del ordenador, pero el crecimiento de la monetización se talentizó debido a la madurez de este entorno, que, sin embargo, sigue suponiendo el 40% de todos los visionados de anuncios. Por detrás quedarían servicios OTT (22%), smartphone (19%), servicios bajo demanda (10%) o tableta (9%).

Por otro lado, el informe señala que, si bien los contenidos largos y los eventos en vivo han sido los que más han disparado el consumo de vídeos online -y por lo tanto de los anuncios-, no ocurre así a través de todos los dispositivos. En el ordenador, por ejemplo, la distribución es muy similar, con un 36% de los anuncios visionados en contenidos de menos de 20 minutos, el 38% en contenidos largos y el 26% en formatos live, pero en el smartphone, por ejemplo, los vídeos cortos suponen el 63% de todos los anuncios visualizados, mientras que en los servicios OTT, contenidos largos y en vivo suponen el origen del 95% de las visualizaciones de anuncios online.

Por último, se explica también que el formato del anuncio se está adaptando al tipo de vídeo online en el que se inserta. Así, la duración de los spots, por ejemplo, se adapta a la duración de los contenidos; y mientras en los vídeos largos o en vivo los anuncios suelen rondar los 30 segundos, en los formatos de media o corta duración no suelen sobrepasar los 15 segundos. Así los anunciantes tratan de maximizar los ingresos pero manteniendo el engagament del usuario con el contenido en cuestión.

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo