PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El gigante de los buscadores es también, sin ninguna duda, el gigante de la publicidad online, y eso no es algo que vaya a cambiar próximamente. Pero tras años de crecimiento exponencial parece que el ritmo al que aumentan sus ingresos publicitarios comienza a desacelerarse, y si en 2014 el crecimiento fue del 19,1%, y en 2015 del 15%, este año será el primero en el que Google caiga en cifras de crecimiento de solo un dígito, según datos de eMarketer.

Así, se espera que en 2016 los ingresos de Google aumenten un 9%, llegando hasta un total de 53.000 millones de dólares a nivel mundial. Es decir, una cifra nada desdeñable, y que supondrá aún el 30,9% de todos los ingresos publicitarios online del año. Hay que tener en cuenta que la compañía que se sitúa en segundo lugar, Facebook, acaparará "solo" el 12% del total. La relevancia de Google, como era de esperar, es aún mayor si solo se tienen en cuenta los ingresos por anuncios de búsquedas, donde consigue el 55,2% de todos los ingresos totales.

Los ingresos móviles también están impulsando, y mucho, el crecimiento de Google, aunque las cifras de crecimiento en este área también se alejan de las de pasados años. Así, en 2014 hubo un aumento del 84,3% en los ingresos publicitarios vía móvil, pero este año apenas llegarán a la mitad: el 40,3%. Y se espera que las cifras sigan aminorándose, en 2017 se espera un crecimiento del 24,3% y en 2018, solo del 13,3% (que seguirá siendo, eso sí, un ritmo casi el doble de rápido que el general).

Hay que dejar muy claro que ninguna compañía puede crecer exponencialmente hasta el infinito, y que doblar los ingresos se vuelve más difícil a medida que las cifras crecen. Es decir, ralentizar el crecimiento, en este caso, no es necesariamente signo de que algo vaya mal, aunque probablemente sí sirva como aviso a Google para buscar nuevas estrategias que impulsen a la compañía a velocidades de antaño.

Los ingresos de YouTube también aminoran la marcha

Los ingresos de YouTube son otro de los pedazos más grande de la tarta publicitaria de Google, y este año se espera que supongan un 10,8% del total de los ingresos publicitarios de Google (más que el pasado año, cuando eran el 9,1%). Para 2018 se espera que el share suba hasta el 12,4%.

Pero esto no quiere decir que los ingresos publicitarios de YouTube crezcan cada vez más rápido (aunque las cifras sí son mejores que las del global). En todo caso, si el pasado año los ingresos de la plataforma de vídeos subieron un 40,6% respecto al año anterior, el crecimiento se limitará a 21,1% este año.

Como ocurre en los ingresos publicitarios online, en los ingresos vídeo también Facebook es el segundón que quiere arrebatar la corona del líder, y sus cifras de crecimiento resultan mucho más positivas: en 2015 el gasto en anuncios en vídeos de Facebook aumentó un 86%, el doble que Youtube. Eso sí, si analizamos las cifras globales, la diferencia de ingresos entre ambos es abismal. Ahora bien, si cada uno conserva sus cifras de crecimiento, llegará un día, aunque sea muy lejano, que las tornas podrían invertirse.

Y lo mismo ocurre con el tiempo que se destina a ver vídeos en cada plataforma: si en Facebook se ven 100 millones de horas de vídeo al día, las cifras de YouTube estarían próximas a los 500 millones de horas, pero mientras en la primera en 2015 se subieron cuatro veces más vídeos que el año anterior, en YouTube el incremento fue mucho más discreto. A pesar de su éxito, Google no debe dormirse en los laureles.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo