PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La publicidad online es una parte fundamental de los presupuestos de las marcas y de las empresas y un elemento clave para la supervivencia de los medios online y de otras empresas de la red, que tienen en ella su principal - y a veces única - fuente de ingresos. Pero a pesar de ese papel crucial para dos de los elementos clave de la industria, la publicidad online tiene muchos problemas asociados. Los consumidores no suele verla con buenos ojos y las decisiones que se han tomado al respecto no han sido las mejores.

La red se ha ido llenando de anuncios y más anuncios y, a medida que los precios publicitarios se caían y los consumidores ignoraban los mensajes publicitarios de las marcas, la industria ha ido llenándola de más anuncios y de anuncios además más imposibles de evitar y más molestos. Los consumidores llevan años quejándose de la publicidad online.

Pero ¿cuáles son los anuncios online que resultan más y más molestos? ¿Qué formato es el que los internautas toleran de menor grado? Los datos de la industria dejan claro que ciertos formatos publicitarios generan un rechazo más elevado que otros, como demuestran los datos de un estudio que acaba de presentar eMarketer. El estudio se realizó sobre una muestra estadounidense, pero los datos son fácilmente extrapolables.

Los formatos publicitarios más molestos

De entrada, se podría decir que los anuncios de vídeo que los consumidores no pueden controlar son los que generan más rechazo. Dos formatos de ellos ocupan los dos primeros puestos de la lista.

El tipo de anuncio que los consumidores creen que es más molesto es el de los anuncios de vídeo que se reproducen de forma automática en la web y que tienen sonido. Son seleccionados por el 66,7% de los encuestados. Tras ellos se posicionan los anuncios de vídeo de reproducción automática pero sin sonido (55%).

Tras ellos, y completando los tres puestos principales del ranking, se posiciona otro formato publicitario sonoro. Los anuncios de audio, ya sean en podcasts o en servicios de música en streaming (como los anuncios de Spotify), son molestos para el 47,7% de los encuestados.

La lista es más amplia y se completa con otros anuncios recurrentes en la publicidad online y en la estrategia de las marcas y empresas en la red. El 42,4% de los consumidores se queja de los anuncios que se basan en su historial de búsquedas, el 36,7% de los anuncios estáticos (como banners) que le recomiendan productos que ya han comprado y el 36,3% de los anuncios que los segmentan por intereses y comportamientos en redes sociales. Muy cerca están también los anuncios estáticos de productos que han protagonizado su navegación online y que no han comprado (el clásico retargeting), que molesta al 34,2%.

De todos estos datos, se puede concluir que los consumidores prefieren aquellos formatos publicitarios que resultan menos intrusivos. Los ven menos molestos. De hecho, los datos van en línea con estudios anteriores, que apuntaban que aquellos anuncios más invasivos eran los que recibían un mayor rechazo.

¿Alguien recibe bien los anuncios?

Aunque quizás lo más preocupante para la industria sea el dato sobre los consumidores que no creen que la publicidad online sea molesta.

Solo el 10% confirma esa declaración. Al cambio, por tanto, se podría decir que solo uno de 10 internautas recibe la publicidad sin percepciones negativas, ya que solo uno de cada 10 cree que la publicidad online no es molesta.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo