PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Hacer caja con el ecommerce es uno de los objetivos que, durante los últimos años, han tenido diversos players del ecosistema online, que han probado diferentes métodos y vías para capitalizar ese mercado emergente. Una de las que se ha asentado en diferentes espacios y escenarios es la de usar la publicidad para ello. Los shopping ads han entrado en diferentes soportes, el último de los cuales ha sido YouTube.

YouTube acaba de incorporar el formato, a tiempo para la campaña de Navidad y para la del Black Friday. Google asegura que, en general, el vídeo se ha convertido en una "herramienta de investigación favorita" para los compradores navideños y que cerca de dos tercios de los compradores reconoce que los ve en busca de inspiración e ideas para sus regalos. La compañía asegura que el 90% de esos consumidores ha llegado a nuevos productos gracias a YouTube.

Y, si los consumidores ya están descubriendo de forma más o menos orgánica esos contenidos y accediendo a productos gracias a ellos, parece lógico que la compañía quiera monetizar ese interés y que intente vendérselo a las empresas como un elemento potencial para su estrategia publicitaria.

No es un formato exactamente nuevo

El portal de vídeos se une así a plataformas como Instagram o Pinterest, pero también la emergente TikTok, que cuentan con formatos publicitarios destinados a los compradores online y que, como recuerdan en AdAge, simplifican el proceso para que el consumidor pueda simplemente clicar en el anuncio y comprar el producto. Google estaba usando el formato también en otros escenarios dentro de sus servicios online. Por ejemplo, este formato publicitario aparece ya en la búsqueda de imágenes.

Los anuncios en YouTube aparecerán tanto en el feed de contenidos personalizados que el usuario encuentra en la home del servicio, entre los diferentes vídeos, como en los resultados de búsqueda. Los consumidores que accedan desde navegador los verán en una especie de colección de imágenes y los que lo hagan desde el móvil en un carrusel en el que tendrán que hacer scroll para ver todas las sugerencias.

El contenido de los anuncios se basará en su actividad online. Si un usuario ha buscado un producto en Google, por ejemplo, esa categoría de producto será la que aparezca en los anuncios que le sirven en YouTube.

El nuevo formato publicitario es diferente a sus anuncios Discovery, que ya lanzó hace unos meses. En los nuevos anuncios, el mensaje lleva directamente a un producto, mientras que en los otros se vende una imagen, una idea o una categoría. Unos quieren inspirar al consumidor mientras que el nuevo formato quiere directamente hacer que hagas clic y compres.

Google quiere monetizar las compras online

El anuncio está además muy en línea con los movimientos generales de Google, como recuerdan en Search Engine Land, porque la compañía lleva ya algún tiempo señalando que los consumidores tienen la misma intención de compra e interés por productos cuando navegan por YouTube que cuando lo hacen en una búsqueda de Google.

Y además también deja claro que Google quiere monetizar todo lo posible YouTube, que los anuncios de compras le están funcionando bien y que los intentará añadir a más plataformas y ventanas de oportunidad, hipotéticamente.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo