PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Desde la eclosión de las redes sociales y el auge del Social media marketing, las empresas y marcas disponen de nuevos canales de comunicación para interactuar y establecer relaciones más directas con los consumidores. Sin embargo, tras esta tendencia renace un clásico de la mercadotécnia. Y es que la necesidad de generar nuevas experiencias con los consumidores sigue siendo prácticamente un pilar fundamental de toda estrategia comercial, y no sólo dentro del 'ecosistema' de las redes sociales.

Si es cierto que internet y los social media han revolucionado muchos aspectos en la forma en la que marcas y consumidores pueden establecer una comunicación o relación más rápida y directa. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. En ocasiones, los medios digitales carecen de recursos para generar verdaderas emociones.

Esta es sin duda la gran virtud de la publicidad, el marketing y la mercadotécnia. Su gran abanico de posibilidades y alternativas para desarrollar todo tipo de acciones estratégicas, a través de las cuales generar nuevas experiencias con los consumidores.  No olvidemos que nuestro mundo real sigue estando donde siempre estuvo, y dentro el, conviven millones de personas susceptibles a las propuestas más creativas e innovadoras.

Estrategias en el lugar o punto de venta, Field marketing, ambient marketing, marketing de guerrilla o street marketing. Estas son algunas de las disciplinas del marketing que nos han demostrado que el marketing 'no necesariamente' requiere de bits ni tecnologías avanzadas para seducir y sorprender al consumidor. Tan solo es necesario el ingenio más creativo y bien aplicado para generar tales emociones.

Podemos destacar uno de los fenómenos que durante la última década ha demostrado ser un claro ejemplo de como es posible generar nuevas experiencias donde los consumidores pueden pasar de ser de meros espectadores a partícipes de toda una experiencia. Hablamos de los populares 'Flashmob'. Acciones organizada en la que un gran grupo de personas se reúne de repente en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente.

Desde su origen como fenómeno, han sido muchas las marcas y empresas las que han recurrido a este tipo de acciones como estrategia de marketing con claros objetivos publicitarios y comerciales. Sin embargo, internet también se convirtió en un canal estratégico capaz de impulsar este tipo de acciones que en muchas ocasiones alcanzaron un auténtico efecto viral. Y es que como ya comentábamos recientemente en un interesante artículo, el marketing de guerrilla y otras acciones similares, no mueren en la calle, también puede conquistar los medios y redes sociales.

Es cierto, no podemos negar que la era de los social media ha establecido nuevos paradigmas en la forma en la que marcas y consumidores se relacionan. Sin embargo, los consumidores también necesitan de emociones y experiencias reales.

Si mencionamos Disney, a todos nos vendrán a la mente innumerables recuerdos. Personajes, series animadas, películas de la gran pantalla, etc... Sin embargo tras ese nombre reconocible, se encuentra una de las grandes marcas franquicia, e industrias de nuestra historia con una maquinaría de mercadotécnia impresionante. Todo un imperio del Merchandising, industria cinematográfica, juguetes y hasta varios parques temáticos basados en su mundo animado.

DisneyLand es otro gran ejemplo de como una marca consolidada se sumerge en la industria del entretenimiento a todos los niveles. De hecho, DisneyLand no es más que un parque temático de atracciones que más allá de su propósito como negocio, se alimenta de generar experiencias reales con las personas, clientes y consumidores a través del ocio y todo tipo de estrategias de marketing.

¿Sería lo mismo DisneyLand si la experiencia real no existiera y fuera simplemente un mundo recreado de forma digital?

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo