PuroMarketing

  • OPINIÓN
Andrés, es Químico por la Universidad Autónoma de Madrid y Master en Administración y Dirección...

“Ya soy muy mayor para esto”, “¿Cómo voy a posicionarme siendo tan joven?”, “En este momento, mi trabajo no me deja tiempo para nada y menos para el Branding Personal”, “Yo lo que necesito es un empleo cuanto antes y esto del Branding Personal requiere tiempo y paciencia”, “A mi ahora me va muy bien y no voy a perder ni un minuto en gestionar mi Marca Personal”, “Esto del Branding Personal es una chorrada porque si haces bien tu trabajo con el tiempo recibirás tu recompensa”.

Desde hace años me he encontrado con montones de respuestas como las anteriores. La capacidad del ser humano de encontrar excusas para no hacer algo que no le gusta es muy poderosa. A veces pienso que si la gente tuviese la misma creatividad para hacer las cosas en lugar de para evitarlas el mundo sería mucho mejor.

Cuando explico a la gente que esto del Branding Personal es algo que no requiere una preparación o una inteligencia fuera de lo normal o que apenas cuesta dinero pero que implica una inversión de tiempo, paciencia y esfuerzo se agarran a esto último.

Supongo que nos hemos acostumbrado a que nos vendan resultados rápidos, efectos inmediatos y soluciones mágicas aunque, en la mayoría de los casos, nada de eso sea real. Creo que, en el fondo, todos sabemos que lo que no cuesta tiempo, dinero o esfuerzo no suele funcionar, pero parece que nos gusta engañarnos y disfrutar de un fugaz momento de esperanza aunque luego venga el desencanto.

No hay que ser grande para empezar pero hay que empezar para ser grande. Zig Ziglar

Hace tiempo que dejé de luchar para convencer a quienes no tienen el menor interés o son incapaces de mover un dedo para mejorar su situación. Allá ellos.

Todavía queda un grupo de personas, quizás no demasiado grande, que está dispuesta a hacer algo por si misma en lugar de llorar por la leche derramada o de quejarse por lo injusto que es el mundo. Y para este tipo de gente, cualquier momento es bueno para empezar. Es en ellos en los que pienso cuando hago mi trabajo.

Parto de la base de algo que he dicho aquí muchas veces. La Marca Personal no es algo que puedas no tener (salvo que acabes en una isla desierta como Tom Hanks). Lo único que puedes decidir es gestionar conscientemente la percepción que generas de tu trabajo y de ti mismo o dejar que surja de un modo descontrolado.

Por lo tanto, la Marca Personal no es el resultado de algo que empiece y acabe en un momento concreto sino que forma parte de la vida. Así que, decir que no tienes tiempo para gestionar tu Marca Personal es como decir que no tienes control de lo que haces.

Lo bueno del Branding Personal, al menos tal y como yo lo planteo, es que no tienes que hacerlo todo de golpe. Tras una Marca Personal potente hay muchas variables en las que puedes influir como establecer objetivos, aprender, establecer relaciones, estar en dospuntocerolandia, escribir, gestionar tus creencias,… Y unas requieren tiempo, otras esfuerzo, otras paciencia y otras reflexión. Pero puedes ir cambiando algunas ahora mismo y puedes dejar otras para más adelante. No hay que pasar del blanco al negro de repente.

Evidentemente, si estás en el paro, no creo que creando un plan de Branding Personal vayas a conseguir un empleo en una semana (ni tampoco utilizando otros medios) pero cada acción que realices te va a posicionar mejor y te va a animar a seguir adelante.

Si eres demasiado joven (¿se puede ser demasiado joven?) tienes una serie de atributos que puedes utilizar para posicionarte mejor. Pero además tienes dos ventajas de las que carecemos los más mayores como es el tiempo y posiblemente menos ataduras e hipotecas.

Si eres muy mayor tienes un montón de cualidades, contactos y experiencias que puedes utilizar para posicionarte como experto.

Si estás trabajando en una empresa o eres un emprendedor tienes la posibilidad de mejorar tu situación sabiendo que cada día que pasa estarás dando pasos que te ayuden a ir hacia arriba.

Me atrevería a decir que el mejor momento para empezar a gestionar tu Marca Personal es… cuando menos lo necesitas.

Aunque empiezo a pensar que es una batalla perdida lo repetiré una vez más. El Branding Personal no es estar en Redes Sociales o en Internet, es algo mucho más importante que abarca todos los aspectos de la vida de una persona.

El Branding Personal no es algo que tenga principio y fin, es como cualquier otro proceso de mejora continua, una forma de hacer las cosas y de conseguir que tu vida sea mejor y más rica. Al fin y al cabo trata de algo muy simple, que podría resumirse en una frase

Puedes dejar que las cosas sucedan o puedes hacer que las cosas sucedan.

Andrés, es Químico por la Universidad Autónoma de Madrid y Master en Administración y Dirección...