PuroMarketing

Pablo Adán es un vivo ejemplo de cómo el branding personal puede ayudarte a llegar adonde te propongas. Su carrera como director de una importante agencia de publicidad valenciana se vio truncada, y fue entonces cuando descubrió esta apasionante disciplina, gracias a la cual vio la luz y fue capaz de reinventarse a sí mismo.

Actualmente es docente y conferenciante sobre habilidades directivas y sociales, marketing y desarrollo personal; además de autor de numerosos libros sobre este área, con títulos tan sugerentes como "Mejora y Gana" o el "Marketing Personal Me Salvó la Vida" y profesor de branding personal en el Máster en Marketing Digital y Redes Sociales de la EEME, gracias al cual PuroMarketing ha tenido la oportunidad de entrevistarle y profundizar en el apasionante mundo del branding personal.

¿Qué es para ti el branding personal?

Bien, podríamos definirlo como el un conjunto de actitudes que parten del autoconocimiento, orientadas a un posicionamiento personal para extraer de él una serie de objetivos personales y profesionales.

¿Cómo se potencia?

El branding personal se potencia en tres fases: En primer lugar se produce una toma de conciencia de la propia situación y la necesidad de "hacer algo", de pasar a la acción. La segunda fase se basa en el autoconocimiento, en la medición de cualidades y capacidades; es decir, en aptitudes y actitudes. Por último, es necesario determinar una estrategia y pasar a la acción. Siempre hay que tener en cuenta que "sin objetivo no hay camino"; una de las cosas que aporta el branding personal es la propia determinación de una estrategia. 

¿Cuál es su principal valor? ¿en qué nos puede beneficiar?

El branding personal es una herramienta de éxito, una herramienta de desarrollo, basada en "la construcción desde dentro", a partir de unos valores y unos objetivos personales. Es una disciplina que comienza a nivel interno, potenciando los valores y capacidades personales, en función de los objetivos marcados, y para ello utiliza técnicas de coaching y herramientas de marketing, basadas en el valor de la persona, por encima de todo.

A lo largo de tu vida acumulas muchas experiencias y vivencias, sin embargo, lo que siempre permanece eres tú como persona. Por eso es necesario centrar la estrategia en el desarrollo personal, en ti misma, no en el exterior; eso son elementos (etéreos) que no puedes permitir que condicionen tu vida, tus aspiraciones o tu personalidad, dado que, ante cualquier cambio, te quedas "descolocado", algo que provoca ansiedad, miedo e infelicidad. En cambio, si fijas tus metas en torno a "lo personal" tus valores y capacidades, nunca te descolorarás, avanzarás con el cambio, sabrás adaptarte sin problemas.

Hoy más que nunca lo podemos ver, la ansiada "estabilidad laboral" que hasta hace muy poco teníamos, ya no existe, el trabajo va y viene; cambias de puesto, de funciones, de empresa, e incluso de ser empleado por cuenta ajena a emprendedor, pasando por el temido paro. Por ello no puedes fundamentar tu vida y tu existencia en algo material, que no puedas controlar, sino en tus valores, tus metas y tus principios, basando en ellos tu existencia, logrando con ello la satisfacción y autorrealización personal.

¿Todos necesitamos desarrollar una estrategia de branding personal?

Sí, y quien piense que no está totalmente equivocado. Muchos consideran que no lo necesitan, porque afortunadamente la crisis no les ha afectado, pero la crisis puede estar acechando a la vuelta de la esquina o, en el mejor de los casos, es mejor estar preparado y saber cómo diferenciarse como profesional. Hoy cualquier profesional compite contra cuatrocientos como él. A la hora de diferenciar un currículum de otro, apenas hay diferencias, en un papel somos todos iguales; el valor distintivo es lo que no está en ese papel. 

¿Hay una demanda real de gente que necesita este servicio, o es necesario concienciarles?

Mucha gente llega a este área casi a la desesperada, como último recurso, pensando en cómo salir de una complicada situación económica, pero realmente no saben en qué consiste. Piensan que les va a ayudar a conseguir empleo, pasando principalmente por aprender a hacer un currículum. En cambio, cuando realmente saben qué es y las múltiples posibilidades que tiene, se sorprenden.

¿Cuáles son esas posibilidades?

Echar el currículum en una oferta de trabajo y sentarse a esperar es ponerse a la cola, es reducir sus posibilidades a las sobras de las ofertas de empleo llegan al mercado. El 80% de las ofertas laborales están en las relaciones personales, en los círculos de referencia y de confianza, en encuentros empresariales y en las relaciones, como puede ser el networking. Por tanto, si sigues una estrategia pasiva de empleo, te tienes que conformar con las sobras, en cambio, si desarrollas una estrategia de posicionamiento personal podrás optar al 80%, a unos puestos que además irán más en consonancia con tus objetivos, dado que los seleccionarás tú en función de tu estrategia. Como ves, hay una gran diferencia.

¿Es difícil conseguir tus objetivos de desarrollo personal?

Es cuestión de proponérselo, en firme. De plantear un objetivo y trazar una estrategia para conseguirlo, que pasa por ver a quién puedes apelar, en primera instancia, dentro de tu entorno más inmediato. Aquí entra a colación la "Teoría de los 6 grados", que dice, a grandes rasgos, que la distancia que nos separa de cualquier persona está como máximo a 5 contactos. Aplicándola, puedes llegar a quien te propongas. Las personas somos seres sociales por naturaleza, estamos esperando que nos lleguen estímulos positivos que capten nuestra atención, estamos receptivas; siempre se tiene la oportunidad de hacerse escuchar y convencer. Por tanto, la capacidad de comunicación es fundamental, así como usar la inteligencia emocional y la empatía para ganarte a tu interlocutor y conseguir que actúe en tu favor. 

¿Quién alcanza el éxito gracias al branding personal?

El éxito es algo relativo, que no implica necesariamente alcanzar la fama o el estrellato, como un personaje famoso, sino que es tan fácil como conseguir tus objetivos de autorrealización personal, tener estabilidad económica y emocional: Todos podemos hacerlo, pero todos no lo hacen, un tercio aproximadamente de la población está en una zona de confort, de autoconvencimiento, que practican aquello de que "más vale malo conocido que bueno por conocer", y prefieren no arriesgar.

Otro gran porcentaje no disponen de las cualidades necesarias: de objetivos claros, ni capacidad de comunicación, tanto a nivel online como offline. Tras un análisis inicial, al detectar que le faltan ciertas capacidades, se autoconvencen de que no son capaces y abandonan.

Otra parte, al encontrar su primer puesto de empleo, abandonan, cuando lo que deben hacer es seguir desarrollando su estrategia. El trabajo es un medio para conseguir un fin, no un fin en sí mismo.

En cambio, aquellas personas que son capaces de afrontar el reto de desarrollar y formarse en esas capacidades, de superar la barrera de sus debilidades y convertirlas en áreas de mejora, tendrán muchas posibilidades de llegar.  Por tanto, llega quien se lo propone, quienes son firmes y constantes en su estrategia emprendedora.

¿Cuándo se puede dar por concluida una estrategia de branding personal? 

Una estrategia de branding personal no termina nunca, ni siquiera cuando encuentras empleo, sino que es un proceso continuo. Hoy estás aquí, pero mañana quién sabe qué puede pasar; por tanto, has de estar en constante desarrollo.

¿Un consejo para finalizar?

Recomendaría a todos que se planteen un sueño, pero que dependa de ellos mismos, no de su entorno ni de algo material. Las cosas materiales son condicionantes, pesos en la mochila; al final uno se carga de problemas materiales que impiden ver más allá, que suponen un lastre, provocando infelicidad y sensación de angustia. Si tienes un sueño, una meta personal y trabajas para conseguirla, al final alcanzarás la plena satisfacción, un éxito que podrás disfrutar sin estar a merced de inconvenientes externos.