PuroMarketing

Tu marca personal en imágenes
Licenciada en Ciencias de la Información, enfocada en la comunicación y en la mejora de...

El fotomatón para la foto de tu currículum ha pasado a la historia. Internet y las Redes Sociales han modificado nuestros hábitos, nuestros quehaceres cotidianos, nuestra forma de trabajar.

La Red ha revolucionado la forma de relacionarse, de comprar, de leer, de comportarse, de educarse, de divertirse... Y el ámbito profesional no se ha mantenido al margen en estos cambios. Son muchos los que buscan empleo o pretenden mejorar el que ya tienen a través de Internet. Redes sociales y portales de empleo son claves en la búsqueda de talento. Pero no menos importante es el networking presencial. En cualquier caso, tanto si buscas empleo en la nube o con los pies en la tierra, los currículums en papel siguen teniendo su protagonismo.

Tenemos que estar preparados para cuando nos digan eso de "mándame tu CV". Y yo me pregunto: ¿Cómo te vas a diferenciar de la competencia si sigues apostando por la fotografía tipo carnet, colocada preferentemente en la parte superior derecha de la primera página de tu currículum vitae? 

La foto de tu currículum es una parte indispensable de tu branding, de tu marca personal. Y visto como está el patio del mercado laboral,  fundamental para dar el toque original.

En los últimos años, ha proliferado la idea de elaborar nuestro CV de una forma novedosa con vídeos, por ejemplo. Y está bien. Pero lo cierto es que, por norma general, un reclutador no destina más de 10 segundos a leer cada CV. Por lo tanto, de nosotros depende atraer su atención. Y según mi experiencia, si tu CV en papel es el de siempre y con la foto de siempre, no te comes ni un colín. Salvo excepciones puntuales, estamos ante un mercado de gente bien formada y con características muy similares. Nuestra estrategia debe ser la diferenciación.

Personaliza la foto de tu currículum y marca la diferencia

  • Reflexiona: ¿Cuál es tu sector profesional? Lo primero que debes hacer es conocer a la perfección tu sector para diseñar cómo vas a realizar tu CV y qué foto vas a incluir. Igual que no tiene sentido que un abogado aparezca con un micrófono, a un médico tampoco le pega salir con un secador. Deja el ordenador aparcado un momento y piensa en palabras clave. Elabora una lista e intenta crear asociaciones de ideas entre ellas.  Parte de esta premisa: las ideas sencillas son las que mejor funcionan. Si eres fotógrafo, ¿por qué no salir con tu cámara?
  • Actúa: Ya sabemos eso de que una imagen vale más que mil palabras. Es lo primero que nos entra por el ojo. Transmitir una imagen natural, formal y profesional no está reñida con la originalidad. Así que una vez que sepas lo que quieres contar y cómo lo quieres contar, únicamente te queda ponerte a ello. No tengas miedo a invertir en tu marca personal.
  • Comunica: De nada te vale tener una foto maravillosa en un currículum vitae creativo si no lo das a conocer, tanto online como offline. Muchos portales de empleo te dan la opción de subir tu CV. Pero es que además, un montón de ofertas requieren su envío a través de correo electrónico. Y no nos olvidemos del marketing a puerta fría. Son muchos los que se adelantan al anuncio de una empresa. Tu blog, un código QR en tu tarjeta profesional o las redes sociales son otras herramientas para divulgar tu trabajo.
  • Analiza: Una vez que decidas lanzar tu CV,  debes realizar una escucha activa de las opiniones que suscita. De acuerdo con ellas, podrás recalcular tu ruta en caso de ser necesario.

 Y recuerda, la foto de tu currículum pueden transmitir mucha información y ayudarte a contar tu historia. ¿Ya has pensado en la tuya?

Licenciada en Ciencias de la Información, enfocada en la comunicación y en la mejora de...