Desde 1978 me dedico a las comunicaciones estratégicas: marketing, branding, publicidad, atención...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Potenciar tu carrera es la búsqueda de tu superación personal y tu desarrollo profesional, porque "potenciar" es aumentar, impulsar, fortificar, fortalecer, favorecer.

Al hablar de potenciar tu carrera, me refiero al conjunto de oportunidades que te das tú para construir tu futuro, con más prosperidad y bienestar. Pero "potenciar" también significa ocuparte de lo que está a tu alcance, ocuparte de lo que está en tus manos, en tu ámbito de influencia y cambio. Por supuesto, siempre hay obstáculos y adversidades. Pero lo que siempre está al alcance de tu influencia eres tú y la gerencia de tu imagen personal.

Hablando de carrera "profesional"

Es bueno recordar que profesional es quien provee servicios y productos de excelente calidad, gracias a su experticia y su especial dedicación. Profesional es toda persona que acompaña sus labores de una conducta honesta, calificada, responsable y capaz. Se caracteriza por cultivar sus virtudes laborales con disciplina, esmero, dedicación y perseverancia.

Como ves, el concepto "profesional" no está determinado por los logros académicos. Es decir, un título académico no te hace, automáticamente, un profesional, aunque te brinde una excelente base (siempre y cuando la sepas aprovechar).

¿Por qué potenciar tu marca?

Porque desde el punto de vista de tu relación con el mundo que te rodea, con la sociedad que constituye tu entorno, toda persona es una marca ambulante, conciente o no. Ya que, todo lo que hace o deja de hacer, deja una marca, una huella personal.

Todo lo que haces o dejas de hacer refleja lo que eres y en qué crees. Así, tu marca personal se expresa en todo lo que comunicas, de manera explícita o implícita.

Se puede decir que tu marca personal es la forma en que te identificas y te distingues. Pero lo más importante de tu marca personal es cómo te recuerdan.

Por lo tanto, tus oportunidades de crecimiento profesionalmente dependen de cómo te diferencies profesionalmente en el mercado laboral en que compites.

En este sentido, es de esperar que siempre tenga más chances de empleo y desarrollo quien potencie, de manera planificada, su marca como persona.

Distinguirse significa "diferenciarse"

Diferenciarse depende de cómo te percibe el mercado laboral, constituido por todo potencial empleador o por los jefes que determinan tus oportunidades de ascenso en tu organización.

En este sentido, diferenciarte como marca personal significa buscar influir positivamente en las percepciones de ese mercado laboral, con tus conductas cotidianas.

Ahora bien, es vital que tengas en cuenta que lo que más influye en la percepción del mercado es tu desempeño atendiendo personas, atendiendo clientes.

¿Por qué la atención influye más?

La atención es la forma en que interactúas y te comunicas con la gente.

En la forma de atender expresamos lo que verdaderamente sentimos por nosotros mismos, por lo que hacemos y por quien atendemos.

Es decir, la calidad de la atención es el producto de los verdaderos valores de quien atiende, de sus creencias personales.

La poeta Maya Angelou lo plantea así: "La gente quizás olvida lo que le dices o le das. Pero nunca olvidará lo que le hiciste sentir" (al atenderlas). Porque en la manera de atender a una persona le decimos cuánto vale para nosotros y qué tan importante es.

No es una casualidad que las personas más valoradas, con más oportunidades de desarrollo profesional, se enfocan en lo que ellas pueden hacer por los demás y no para ellas mismas.

Pero el trabajo de atender personas...

Es una labor que se subestima en casi todas las áreas académicas. Ni siquiera existe como carrera, y excepcionalmente se ve como una materia de estudio.

Se suele minimizar la atención al cliente como un asunto de actitud y cortesía. Pero esos son solo aspectos muy parciales.

Adicionalmente, la buena atención también debe enfrentar muchos prejuicios sociales. Razón por la cual, se requiere de mucha madurez y valentía para brindarla.

Pero la atención al cliente es un tema especialmente importante para el desarrollo de tu marca personal, porque es el único aspecto constante en toda carrera profesional.

Cualquiera que sea el trabajo que hagas, siempre estará a prueba tus competencias de comunicación interpersonal.

Cualquiera que sea la industria en la que estés, y cualquiera que sea el cargo que tengas, siempre tendrás que atender personas y demostrarles cuánto las respetas.

Se necesita una visión más amplia de "cliente"

"Cliente" debería ser la visión de las personas con las que interactuamos, porque

  • Nos permite ser más concientes de lo que comunicamos todo el tiempo.
  • Agudiza el sentido de marketing de nuestra imagen personal.
  • Nos ayuda a enfocarnos en lo que es constante en toda carrera profesional: atender personas.

"Cliente" tiene una connotación fundamentalmente comercial. Pero esa visión limita negativamente su significado, porque nos condiciona la manera de pensar y reprime nuestra creatividad.

Para comunicarnos mucho mejor y desarrollar nuestra marca, "cliente" debería ser la visión de todas las personas con las que interactuamos.

Potencia tu comunicación interpersonal

Todos los actos de atención al cliente son actos de comunicación: bien sea presencial (cara a cara), telefónica o digital-escrita.

Así que para potenciar tu carrera profesional, cualquiera que sea el área en la que trabajes, es indispensable cultivar buenos hábitos de comunicación profesional.

La comunicación profesional en atención al cliente implica:

  • Tener conciencia sobre cómo las personas escuchan, perciben, aprenden, leen y sienten los mensajes que reciben.
  • Tener dominio de los aspectos comunicacionales que más influyen en la gente, para bien o mal.

En este sentido, por favor, permíteme recomendarte 3 líneas de trabajo personal inmediato que te ayudarán a potenciar tu carrera y tu marca profesional:

  1. Desarrolla amplios criterios de comunicación profesional (presencial, telefónica y digital-escrita), de inteligencia emocional e inteligencia social.
  2. Desarrolla el hábito de entrenar como lo hacen en el arte o en los deportes de alto desempeño: practicas, practicas, practicas, todo el tiempo. Los japoneses lo llaman "kaizen" (mejoramiento continuo), pero a mi me gusta más "refrescamiento continuo".
  3. Cultiva una visión de la atención al cliente como un asunto clave de bienestar personal. Si aprendes a disfrutar la labor de ayudar a otras personas, atendiéndolos bien, tendrás la fortuna de producir más endorfinas, las hormonas de la salud y la felicidad.
Desde 1978 me dedico a las comunicaciones estratégicas: marketing, branding, publicidad, atención...