PuroMarketing

  • OPINIÓN
Andrés, es Químico por la Universidad Autónoma de Madrid y Master en Administración y Dirección...

Uno de los errores habituales cuando se habla de Branding Personal es considerar que el resultado de ese proceso, la Marca Personal*, es una meta a alcanzar cuando, en realidad, se trata sólo de un medio, un subproducto, una consecuencia útil para alcanzar tus objetivos o para progresar en tu vida o en tu profesión.

Si hablásemos en términos del departamento de producción, podría decirse que la Marca Personal es un producto semiterminado, es algo que nos va a servir para alcanzar algo más grande.

Por lo tanto, la Marca Personal no es el objetivo sino la consecuencia, el resultado de hacer bien las cosas? durante mucho tiempo y de forma consistente.

Una Marca Personal no es algo que construyas y te olvidas sino que es algo que evoluciona cada día, todos los días de tu vida. Y eso ocurre tanto si la gestionas conscientemente como si dejas que se desarrolle accidentalmente.

Por eso creo que es importante no obsesionarse por el resultado y disfrutar del camino. En un proyecto de Branding Personal van a suceder cosas positivas que, por si mismas, ya justificarían darle una oportunidad. Estas son algunas de ellas.

Atracción

No, no me refiero a esa chorrada de la Ley de la Atracción o de conseguir que las cosas sucedan sólo por desearlas. Lo que digo es que al posicionarte como un profesional valioso y fiable va a ser más probable que te encuentren, se interesen por ti y finalmente te elijan. Lo mejor de todo es que esto puede suceder desde el primer minuto en el que empiezas a gestionar activamente tu proyecto de Branding Personal.

Autoconocimiento

Cuando se habla de Branding Personal hay tanta obsesión por la visibilidad en dospuntocerolandia que es fácil olvidar que eso no es no lo primero ni lo más importante. La base de una Marca Personal potente es el autoanálisis y la auditoría personal. Reflexionar sobre quién eres, te obliga a ser auténtico, a conocer que es lo que te importa, en qué situación te encuentras y como puedes mejorar. Te va a permitir descubrir y comunicar aquello que te hace útil y valioso para otros y también a destacar las diferencias entre tu y los demás. Saber quién eres y cuáles son tus atributos te va a ayudar a que no te pases la vida tratando de ser alguien distinto.

Autoestima

Al revisar y comunicar tu "materia prima", tus cualidades, tus logros y tu identidad, te vas a sentir más seguro y eso va a mejorar la forma en que te perciben y a aumentar tu valor, lo que va a mejorar aún más la confianza en ti mismo en una especie de círculo virtuoso.

Claridad

Una Marca Personal bien gestionada reduce las confusiones. Va a minimizar la distancia entre la huella que queremos dejar y el recuerdo que generamos. El Branding Personal no va a servirte para controlar la mente de los demás como si fueses un Jedi, pero va a ayudarte a que sea menor el desfase entre lo que eres y lo que ven los demás.

Comunicación

Te ayuda a comunicar quien eres a tu entorno de un modo rápido y eficiente. Da consistencia y claridad al mensaje que envías respecto a la vida y al trabajo.

Confianza

Aumenta tu autoridad, tu prestigio y la confianza en tus decisiones. Te perciben como alguien fiable. Te toman en serio. Si haces bien tu trabajo, mantienes tus promesas a lo largo del tiempo y lo comunicas eficazmente se te acabará asociando o identificando como alguien a quién se puede recurrir. Va a aumentar la seguridad de quienes te conocen que, a su vez, te recomendarán a otros. Una buena gestión de tu proyecto de Branding Personal te sitúa en un estatus superior como alguien valioso y fiable.

Consistencia

Te ayuda a alinear cada aspecto de tu vida con tus cualidades, fortalezas, valores y objetivos. Tener clara tu identidad te ayuda a vivir de forma más coherente. Te ayuda a mostrarte más sólido tanto en el mundo "real" como en el "irreal" y a evitar percepciones erróneas.

Control

Cuando defines y comunicas tu Marca Personal de forma proactiva asumes el control. La vida es un conjunto de acontecimientos más o menos impredecibles, pero debes y puedes ser capaz de influir en algunos de ellos. La idea no es controlar la situación, algo imposible, sino aumentar tus probabilidades de éxito y reducir la incertidumbre. Cuando estás bien posicionado y sobresales o destacas no dependes de un proceso de selección o filtro porque no buscas, sino que te buscan y eligen. Te permite tener el control de tu identidad y que no dependa de la suerte, de otras personas o de las circunstancias. Si no descubres y gestionas tu propia marca, otros lo harán por ti.

Decisiones

Cuando tienes gestionas tu Marca Personal puedes tomar más fácilmente las decisiones de tu carrera.

Eficacia

Te va a facilitar y simplificar los cambios, transiciones o mejoras profesionales y personales al definir o sentar las bases de tu proyecto. Vas a optimizar los recursos con los que cuentas, establecer un enfoque y aumentar la eficiencia de la estrategia. Te permite ser un poco vago porque vas a evitar perder el tiempo en tareas irrelevantes en las que antes perdías el tiempo.

Independencia

Al aumentar tu valor, aumentas tus opciones, tu capacidad de decisión y tu libertad. Te anima a darte permiso para ser tu mismo, tener la vida que deseas, hacer lo que te gusta y poder elegir. Para mi, esta es una de las mejores razones para gestionar tu Estrategia Personal.

Opciones

Si quieres tener un buen puesto en una empresa, publicar un libro o dar conferencias o que te contraten como asesor, debes ser reconocido como alguien capaz de generar resultados. El Branding Personal aumenta las probabilidades de convertirte en la opción preferente, de ser elegido. Dejar una huella profunda, definida e imborrable en la mente de tu audiencia te abre puertas y genera oportunidades. Una Marca Personal no te asegura una venta ni un empleo pero multiplica las posibilidades de que lo consigas.

Prestigio

Las marcas que destacan pueden tener un precio más alto. La Marca Personal aumenta el valor de los profesionales y de la empresa de la que forman parte. Se trata de convertirse EN ESA PERSONA cuando alguien dice QUIERO A UNA PERSONA. Si consigues que otros te perciban como deseas y te asocien con una forma de hacer las cosas, te convertirás en un profesional deseado.

Relaciones

La Marca Personal facilita y fortalece tus relaciones y crea vínculos sólidos con la gente que te rodea al influir en las emociones, percepciones y sensaciones. Una Marca Personal ahorra tiempo y acelera las relaciones porque reduce la necesidad de buscar información. El resultado de desarrollar una Marca Personal es que la gente tiene una reacción emocional positiva cuando escuchan o ven tu nombre.

Selección

Atraes a quienes sintonizan contigo y alejas a los que no lo hacen. Al dejar claro como te posicionas, tus relaciones son más claras y menos problemáticas.

Simplicidad

Cuando se tiene un plan de Marca Personal, la vida es mucho más sencilla

Valentía

Aumentar tu valor (coraje) y tu capacidad de asumir riesgos al tener claros objetivos y estrategias.

Estas son sólo algunas de las ventajas colaterales de gestionar un proyecto de Marca Personal. ¿De verdad vas a seguir pensando que es una herramienta para conseguir "followers"?

*En la Wikipedia siguen diciendo que el resultado es lo mismo que el proceso. "La marca personal, en inglés Personal Branding" y el resto del texto es igual de patético. Las referencias finales no hay por donde cogerlas. Lo triste es que muchos siguen utilizando esta nota como información válida y fiable.

Andrés, es Químico por la Universidad Autónoma de Madrid y Master en Administración y Dirección...