PuroMarketing

Quienes residen en la capital madrileña o quienes han transitado por las calles emblemáticas del centro de esta ciudad, quizás ya conozcan la ubicación de este rótulo publicitario.

Situado en lo alto de la azotea de uno los edificios principales de la puerta del Sol, coronando el actual Hotel París albergado en el propio inmueble, ha permanecido inmovil durante más de 75 años siendo testigo del paso del tiempo y parte de la historia de la ciudad de Madrid.

Este luminoso de 70 toneladas de peso, obra del publicista Luis Pérez Solero, es ya considerado un rótulo publicitario histórico así como la propia marca que abandera. La del "Tío Pepe", perteneciente a una de las más famosas Bodegas de Jerez con reconocimiento internacional de nuestro país por sus populares vinos.

Tras la aprobación, y puesta en marcha de la nueva ordenanza sobre publicidad exterior aprobada en la comunidad de Madrid y que prohibe este tipo de rótulos luminosos en la zona del casco histórico de la capital, todo parecía indica que este legendario luminoso tendría los días contados para finalmente desaparecer de la escena arquitectónica de la ciudad.

Sin embargo, a pesar de que su ubicación y características del luminoso apuntaban a que así fuera, este rótulo publicitario quedará perpetuo para la historia por tiempo indefinido, como un símbolo y un elemento de identidad dentro del entorno de la histórica Plaza del Sol.

Diferentes representantes de la firma junto a Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de la ciudad de Madrid acudieron al lugar tras anunciar el "indulto" para fotografiarse junto al luminoso para perpetuar el momento.