Consultor orientado al marketing digital y a la innovación. He desarrollado proyectos de realidad aumentada...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Datos e inteligencia no son los únicos elementos indispensables que una organización necesita para echar a andar una estrategia de analítica sobre objetivos claros. Se cree que brindar datos es lo único importante para ganar a la competencia y conocer poderosas conclusiones. Lo que sucede aquí es que se está eligiendo el camino más corto para hallar resultados. Resultados que bien pueden ser buenos pero no los más eficientes y correctos para la organización.

Es evidente que la comunicación de ideas, conceptos y conclusiones juegan un rol fundamental en la transmisión de conocimientos y mejoras de una empresa. El acto de comunicar no solo compromete a un área específica sino a todo el organismo de la empresa. Dicho esto, la comunicación se desplaza en todas las direcciones (vertical y horizontal) de la jerarquía organizacional. Por ello, desvalorarla es caer en un error grave que puede generar diferentes interpretaciones y malestar general.

Con el contexto claro, se debe enfocar la mirada hacia la analítica digital. Las visitas, el pixel de conversión, ROI, impresiones, CTR y otros elementos, son las obsesiones de las áreas de análisis. Uno puede descargar la data, depurarla, crear información valiosa y generar conclusiones; pero nada de esto tendría sentido si no existe un orden de ideas entre los responsables de generar dicha información y los encargados de la toma de decisiones.

Si bien nadie tendrá la misma percepción de las cosas, sí es necesario acordar ciertos parámetros para los procesos. El mando gerencial tendrá enfocada su visión a los recursos amplios y ganancias totales, los mandos medios tendrán interés en observar con cuidado la información valiosa para mejorar su área, pero nadie decide reunirse para acordar los objetivos globales. La mayoría podría creer que es obvio, pero lo que se conoce como "obvio" solo existe en la percepción de una persona.

Debe existir un interés de todas las áreas para conocer cuales son los resultados que se desean obtener. El gerente debe ser la persona más indicada para encaminar los procesos, además de brindar toda la información necesaria para realizar un trabajo correcto y no tener un resultado erróneo. Aquí la comunicación es el camino invisible para ser eficaces y obtener las conclusiones correctas.

La analítica web o digital no se basa en números ni en datos se basa en una condición más poderosa e importante, que es la mejora de la empresa. Por ello, solo rebajar dicha labor a pedir/generar datos semanales es un síntoma de no comunicar ni conocer los objetivos.

¿Qué conexión existe entre todo lo expuesto anteriormente y la comunicación? Se creería que muy poco, pero si las áreas conocen qué es lo que la empresa quiere obtener, el trabajo de la analítica digital empezará a tener un rumbo claro y preciso. Dicha precisión no se basa en tener números ni proyecciones elaboradas, se basa en confiar en los resultados, entablar información robusta e irrefutable para obtener valor inigualable. No tener una comunicación eficaz lo único que se conseguirá es aletargar los procesos, no encontrar soluciones y no hallar aquella información valiosa que muchas veces se encuentra ante nuestros ojos.

Consultor orientado al marketing digital y a la innovación. He desarrollado proyectos de realidad aumentada...
be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo