PuroMarketing

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...

El poder de las redes sociales ha conseguido posicionarse como plataforma preferente para el consumo de vídeo digital, superando así a las plataformas especializadas, como es el caso de Netflix o Hulu.

YouTube ya representa el 20% de la inversión publicitaria en vídeo, y se ha encontrado con un firme oponente, Facebook, cuyo atractivo para descubrir y compartir vídeos ha hecho que las marcas prefieran compartir vídeos directamente en Facebook, antes que publicaciones de YouTube.

En el futuro, el vídeo continuará siendo social

Los datos de comScore sitúa a Facebook solo por detrás de Google (incluyendo YouTube) como plataforma con mayor número de usuarios de vídeo online (162,3 millones vs 93,8). Con estos datos supera a plataformas profesionales como Vevo (48,2 millones) o Vimeo (38,9 millones).

A esta fiesta también quiere unirse Twitter, y el resto de plataformas sociales. Twitter ya está probando sus vídeos promocionales, mientras que Instagram ya lanzó su publicidad en vídeo. Por su parte, Tumblr y Snapchat también preparan nuevos productos publicitarios para aprovechar el potencial audiovisual.

El aumento de Facebook como nuevo candidato al trono del vídeo online comenzó a gestarse en mayo, cuando el número de vídeos procedentes de YouTube empezó a disminuir su presencia en las páginas de Facebook, en favor de las publicaciones nativas, las cuales crecieron un 50% entre mayo y julio. A este considerable aumento pudo contribuir el hecho de que Facebook modificara su algoritmo en junio, con el fin de dar mayor relevancia al contenido audiovisual en sus páginas. Con este certero movimiento, le llevó a generar más reproducciones de vídeo desde el ordenador que YouTube (comScore).

En tan solo 5 meses, el número de vídeos de YouTube compartidos en Facebook descendió drásticamente, hasta llegar a igualarse al de Facebook. A partir de este momento, la cantidad de vídeos compartidos directamente en Facebook comenzó a crecer, dejando atrás a los vídeos originarios de YouTube. Si a esto añadimos que el vídeo online aumentará significativamente en los próximos años, hasta el punto de suponer entre el 80% y el 90% del tráfico de internet, la batalla por su conquista está servida, y las redes sociales tienen mucho que decir.

Según Google y TNS, en Estados Unidos un tercio de los vídeos online ya se reproduce a través de las redes sociales. Un dato en el que coinciden con los resultados aportados por Frank N. Magid Associated (33%). Lo cual les sitúa por encima de los servicios especializados en esta materia, como Netflix (28%) o Hulu (14%). En principio, YouTube continúa acaparando gran parte de este mercado (75%), aunque Facebook y el resto de plataformas tienen firmemente decidido acostar distancias.

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...