PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

En casa del herrero, ¿cuchillo de palo? Es lo que deben estar preguntándose ahora muchas de las grandes compañías que configuran la lista Fortune, un documento en el que se incluyen a las 500 empresas mundiales más relevantes e importantes del panorama actual, procedentes de distintos ámbitos de la economía, la cultura y la sociedad del momento. Una inclusión en este ranking que se ha considerado, tradicionalmente, como un privilegio. ¿Hasta ahora?

De sus políticas futuras dependerá el rumbo que vayan a tener un 46% de las marcas que incorporan este listado. El motivo no es otro que una reciente investigación llevada a cabo por la compañía Merkle, en colaboración con RKG, en la que se asegura que este porcentaje, casi la mitad de las compañías que incorporan el ranking no cuentan con una página web móvil adaptada a los nuevos criterios de Google.

Un dato que a priori puede parecer insignificante pero que, adentrándonos en el panorama del marketing móvil, no resulta tan extravagante, dado el rol que los dispositivos móviles están destinados a desempeñar en un futuro no muy lejano y, fundamentalmente, la imagen construida de estas empresas como sinónimo de vanguardia, innovación y robustez empresarial.

En concreto, la investigación llevada a cabo por ambas organizaciones llegó a la conclusión de que casi la mitad de las marcas más relevantes del mundo no contaban con este novedoso y relevante requisito. Una falta de adaptación al nuevo algoritmo de Google que, contrariamente, sí estaba presente en las marcas que configuran la lista de esta publicación que contiene las 500 marcas más importantes del mundo pertenecientes al sector del retail, que en siete de cada diez casos analizados sí demostraron contar con una página web cuyo diseño era responsive y/o adaptado a smartphones o tablets.

¿El motivo de esta diferencia? El estudio realizado por Merkle y RKG apunta a la mayor cantidad de demanda de consumidores digitales con los que cuentan en la actualidad los retailers, cuyo comportamiento ha girado hacia la compraventa a través del comercio electrónico utilizando dispositivos móviles. No es de extrañar que las marcas que componen este ranking cuenten, en el 71% de los casos, con una web adaptada a las nuevas exigencias de Google.

Sin embargo, los deberes pendientes de las grandes compañías en lo que respecta a la adaptación móvil no quedan aquí. Y es que este informe sostiene que incluso aquellas compañías de Fortune cuya actividad no queda determinada necesariamente por el nuevo algoritmo de Google también ha demostrado no adaptarse a los nuevos tiempos y a sus tecnologías correspondientes. De ahí que el 70% de las mismas registrase una página web y una web móvil con URLs diferentes.

Las exigencias de Google

En este sentido, para los responsables del informe la puesta en marcha del nuevo algoritmo de Google obligará a las grandes compañías que configuran la lista Fortune a adaptarse a los nuevos tiempos que está marcando la optimización móviles ya que de lo contrario su carencia de diseños webs amigables repercutirá negativamente en sus resultados en la red de redes.

Ello se debe, como subraya RKG, a que solo en el último trimestre del año la importancia del diseño móvil adaptado ha ido in crescendo, debido a los resultados de búsquedas orgánicas llevadas a cabo por los usuarios a través de dispositivos móviles. Así, aquellos que no contaban con un diseño adaptado a móviles vieron reducir sus resultados de CTR en un 46% de media.

El avance de los dispositivos móviles

La decisión de Google de llevar a cabo un cambio en su algoritmo está motivada, entre otros aspectos, por el incremento del uso por parte de los internautas de los dispositivos móviles. Una tendencia con la que el todopoderoso buscador se ha decantado, obligando a las marcas a desarrollar cambios que deben contemplar estos nuevos dispositivos.

Lo cierto es que motivos no le faltan, pues solo en el primer trimestre del año el tráfico orgánico registrado por Google fue impulsado a través de los dispositivos móviles tres puntos más que en el trimestre anterior y un 11% más con respecto a 2013. Del mismo modo, estos dispositivos supusieron un aumento en el tráfico orgánico de búsquedas de los usuarios del 54%. Del mismo modo, según estimaciones de eMarketer, está previsto que la mayoría de los consumidores (49%) lleven a cabo a lo largo del año al menos una búsqueda a través de sus teléfonos móviles al mes. La cifra trepará hasta el 65%, según esta compañía, en el año 2019. Veremos si para entonces las marcas que configuran la lista de Fortune cuentan con una web adaptada a estos dispositivos.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo