PuroMarketing

Periodista multimedia apasionada por las nuevas tendencias de Internet.

Si hubo un tiempo en el que las grandes decisiones empresariales se tomaban por intuición, eso ha quedado atrás. Con un acceso cada vez más fácil a una mayor variedad de fuentes de datos, pocas son las compañías que renuncian al potencial del análisis de los mismos, algo transversal a todos los departamentos de la empresa: desde el manager de producto que quiere saber cómo mejorar un artículo, hasta el marketero que busca en los resultados de una campaña promocional las claves para la siguiente.

Para descubrir qué rol está jugando la analítica en los negocios, Amplitude realizó una completa encuesta cuya principal conclusión es que las empresas tienen ya muy claro que el uso de analíticas es esencial. Así, el 86% de las compañías dicen que las analíticas tienen una gran influencia a la hora de tomar decisiones estratégicas, lo que muestra un amplio consenso. Apenas un 3% dijeron que los datos no eran importantes para tomar las decisiones de negocio.

Además, las analíticas se usan tanto a la hora de tomar las grandes como las pequeñas decisiones. El uso de herramientas de gestión de datos no se limita a empleados especialistas (como pueden ser los analistas o los data scientists), sino que prácticamente todo los trabajadores en puestos directivos y mandos intermedios usaban algún tipo de analítica en sus labores cotidianas, especialmente en departamentos como producto y marketing.

Teniendo en cuenta la importancia de los datos en la actualidad, es comprensible que la mayoría de las empresas usen diversas herramientas analíticas externas (además de las propias de cada empresa). Así, el 60% de las compañías usan más de dos herramientas diferentes al mismo tiempo, lo que revela que los datos están llegando en silos (los datos se dividen a través de las múltiples plataformas utilizadas, lo que no favorece una visión holística del comprador) y que no existe una herramienta que por sí sola sirva para entender el comportamiento de los consumidores.

En general, la mayoría de los encuestados (el 90%) daba prioridad a herramientas externas frente a otras creadas por la propia empresa, y Google Analytics era una de las favoritas para entender el comportamiento online.

La industria de las herramientas analíticas seguirá creciendo hasta 2020

Teniendo en cuenta la importancia creciente del análisis de datos en el entorno corporativo, no sorprende la rapidez con la que está creciendo esta industria, que se espera que aumente un 27% de aquí a 2020, según datos de Markets and Markets. Así, si el pasado año solo la analítica de redes sociales movió 1.600 millones de dólares, se estima que dentro de cuatro año la cifra pueda ascender hasta los 5.400 millones.

Se espera, además, que la popularización de los servicios en la nube o el progresivo porcentaje de adopción de las herramientas analíticas por parte de las pequeñas y medianas empresas moldeen el futuro de la industria.

Por contra, hay muchos desafíos que también están frenando la adopción de las herramientas analíticas por las empresas, en especial, la falta de habilidades técnicas, que complican la gestión de un flujo de datos cada vez más múltiple y complejo.

Periodista multimedia apasionada por las nuevas tendencias de Internet.