PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Uno de los últimos movimientos que Google ha realizado en el mercado de la publicidad ha sido el de anunciar el lanzamiento de anuncios en 3D y de realidad aumentada. Los nuevos formatos se han estado probando y no están todavía disponibles en el mercado (pero pronto lo estarán, la expectativa es que lo hagan en verano), pero la compañía ya defiende el potencial que tendrán para las empresas. Permitirán hacer que la experiencia de ver el producto y el mensaje de la marca sea mucho más inmersiva y también mucho más eficiente para la marca. La realidad aumentada, promete, servirá para probar productos y terminar directamente pasando por la caja de pago.

Pero lo cierto es que no se trata solo de un nuevo formato, sino de un cambio profundo en cómo se están haciendo las cosas en la publicidad y en uno que, además, Google quiere potenciar sea como sea.

Como señalan en un análisis que publica Digiday, que ha hablado con diferentes voces de la industria sobre el tema, YouTube, la plataforma de vídeos de Google, está ya empujando el formato entre los anunciantes. Está vendiéndoselo ya y el movimiento podría ser un espaldarazo para un formato publicitario que, en realidad, la industria ya había estado trabajando.

Un creciente interés

Esto es, YouTube podría ser lo que acabe dando el empujón definitivo al formato, pero otras compañías ya han estado trabajando en ofrecer ese tipo de anuncios. Snapchat lleva un tiempo ofreciendo anuncios en realidad aumentada y Facebook (tanto en su red social principal como en Instagram) estaría también trabajando en el formato.

No son los únicos jugadores que están intentando posicionarse con el formato. Las divisiones de la industria tradicional que buscan hacerse un hueco en el terreno digital también lo están intentando. CBS Interactive, por ejemplo, acaba de cerrar un acuerdo para poder crear anuncios de realidad aumentada y 3D en su plataforma móvil (vinculada a las apps de medios online y contenidos de deportes).

Algunas marcas también han empezado a probar el formato y a intentar crear sus propias experiencias, ya sea con sistemas propios - como lo que ha ido haciendo Ikea - o con anuncios en terceros - como acaba de hacer Toyota, por ejemplo, con una campaña que permite 'ver' el coche que lanzará el año que viene -.

Todo ello hace que, como explican en Digiday, el interés de las marcas por la publicidad en realidad aumentada haya ido creciendo y que la industria esté empezando a reposicionarse en este terreno. Algunas compañías del sector publicitario ya están trabajando de forma específica en ello y otras han aumentado la inversión.

El potencial para algunos sectores

Además, se empieza a ver de forma bastante clara que este tipo de anuncios tendrán un eco bastante notable en algunas industrias específicas. La industria de la cosmética, por ejemplo, es una de las que podría beneficiarse más del formato, ya abre posibilidades muy interesantes.

MAC es, de hecho, la empresa con la que YouTube ha probado el formato, permitiendo crear una experiencia en la que se probaban pintalabios (y luego se podían comprar). El principio de lo que hace que funcione para ellos lo hace también para la industria de la moda o de la joyería, que podrían ser otros players destacados en el salto a la publicidad en realidad aumentada.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo