PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El desarrollo de internet y el creciente peso que esta tiene en la vida de los consumidores han impactado de forma directa en las marcas y en las empresas. Las compañías necesitan no solo entender de forma profunda cuáles han sido los cambios que la red ha realizado, sino también cómo esos cambios impactan en los consumidores. El potencial cliente - o el que ya lo es - no espera de las empresas lo mismo que esperaba en el pasado.

Para posicionarse en este nuevo terreno de juego, las compañías han tenido que desarrollar una nueva estrategia y ajustar la que empleaban como guía maestra para llegar a los consumidores, teniendo en cuenta nuevos canales, nuevas necesidades y nuevas expectativas. Al mismo tiempo, a las empresas no les ha quedado más tiempo que ajustar sus equipos de marketing para contar con los profesionales necesarios y claves para cumplir con estas nuevas necesidades. Precisaban a quienes les guiasen por el camino de la red y quienes hablasen el lenguaje de los nuevos medios y las nuevas plataformas.

Y, aunque el paso de los años y la aparición de todavía más novedades y más cambios ha hecho que necesiten a profesionales con perfiles cada vez más específicos, la piedra angular que permiten a sus equipos de marketing responder a los retos del entorno online sigue siendo el experto en marketing digital.

Quién es un experto en marketing digital

El experto en marketing digital ha evolucionado en los últimos años de forma paralela a la red, pero en esencia se podría decir que su perfil está claro. Es el profesional que comprende los nuevos retos que supone el entorno digital y el que guía no solo el diseño de la estrategia de la marca en ese terreno sino también su ejecución.

Además, y dado que la red es un elemento vivo y en una suerte de acelerado cambio constante, estos profesionales son especialmente proactivos a la hora de descubrir qué está ocurriendo. Están en un proceso constante de actualización y siempre muy conectados a lo que está pasando en el mercado.

De hecho, casi se podría decir que para el marketero digital la formación es un continuo. Un buen profesional experto en este terreno no solo cuenta ya con unos conocimientos adquiridos a priori vinculados al entorno digital, como pueden ser cursos de especialización o másters específicos, sino que además se mantiene siempre actualizado con cursos de formación, con lecturas especializadas o con talleres sobre herramientas y necesidades emergentes. Es, por así decirlo, uno de los perfiles en marketing que son más adictos a la formación continua.

Lo que las empresas esperan

Las empresas han perfilado, igualmente, lo que esperan de sus expertos en marketing digital y las áreas en las que quieren que tengan los conocimientos necesarios como para liderar la estrategia (aunque eso suponga en ocasiones fichar también a profesionales expertos en ese terreno concreto o ampliar la tecnología que se usa por parte del equipo de marketing).

El marketero digital tiene que saber de SEO, de SEM, de email marketing, de social media marketing, de cultura popular online o de analítica. Tanto tiene que saber por qué son importantes los memes como qué tecla pulsar para posicionar en primera página de los resultados de búsqueda lo que la empresa quiere.

La lista de sus necesidades y de lo que esperan que el marketero digital ponga sobre la mesa no es algo cerrado. A medida que aparecen novedades o que se va haciendo más evidente el impacto de una innovación (pasó hace años con el big data y está pasando ahora con la inteligencia artificial), las compañías las van añadiendo a su lista de deseos para confeccionar al experto en marketing digital perfecto.

Por tanto, su perfil tiene que ser mucho más transversal de lo que lo era en el pasado (y posiblemente más lo será en el futuro próximo y lejano), lo que hace que esa necesidad continua de formación y actualización de conocimientos se vea como más necesaria.

El error del vendehumo

El papel del experto en marketing digital es además cada vez más importante dentro del equipo de marketing y dentro del organigrama general de la empresa. La importancia de la red en la estrategia general de la marca es cada vez mayor, al tiempo que impacta en cada vez más áreas de trabajo. El marketero tiene que trabajar cada vez de forma más estrecha con otros departamentos y necesita saber muy bien qué ocurre y por qué, si quiere diseñar una estrategia que realmente funcione.

Por todo ello, las empresas deben cuidar a sus expertos en marketing digital y necesitan ser muy eficientes a la hora de fichar a sus marketeros digitales. Tienen que asegurarse de hacerse con profesionales expertos, que sepan realmente de lo que hablan y que no solo prometan mejorar resultados, sino que además lo hagan de una manera realista y factible.

Las compañías tienen que blindarse contra el error del vendehumo, el fichar a profesionales que prometen mucho pero que hacen poco y saben mucho menos. Tienen que ser trabajadores con los conocimientos o con la trayectoria que asegure que son los expertos que la empresa necesita.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo