PuroMarketing

Multiplica y On i On publican el primer estudio sobre cómo el vídeo marketing revolucionará la manera de vender en Internet.

El estudio examina la fuerza comunicativa de esta herramienta de marketing online y cuáles son las mejores prácticas a la hora de desarrollarla

Una de las estrategias clave a la hora de posicionar una empresa en Internet es aparecer en los primeros puestos de Google. Sin embargo, en los últimos tiempos una estrategia que va cobrando cada vez más importancia, debido a que se trata de un territorio con mucho potencial, es el vídeo marketing. Su irrupción ha transformado Internet en un entorno audiovisual donde las posibilidades son infinitas. Una buena presencia en YouTube se ha hecho clave a la hora de posicionar una empresa. De hecho, en octubre de 2008 YouTube superaba ya a Yahoo! en el número de búsquedas en los EEUU, situándose como el segundo buscador más importante de contenidos en Internet después de Google. El éxito cosechado por YouTube se está extrapolando a las webs, debido a la fuerza comunicativa que tienen los vídeos en Internet. La web del futuro será claramente audiovisual.

Con el objetivo de analizar cómo será esta revolución que viviremos en los próximos años en la red en la que el vídeo marketing va a tomar el papel protagonista a la hora de concebir una página web, Multiplica, consultora especializada en marketing digital y experiencia de usuario – juntamente con On i On, productora especializada en la producción de videos para la web – acaba de publicar el estudio Video Sells: la persuabilidad ante la irrupción del vídeo marketing en Internet. Por otro lado, el análisis detalla cuáles son las fórmulas más efectivas a la hora de integrar un vídeo en una presencia online, cuáles son los elementos clave para producir un vídeo persuasivo en Internet y detecta las últimas tendencias en vídeo marketing.

Esta nueva disciplina está cogiendo una fuerza increíble en los mercados anglosajones. Y España y Latinoamérica no tardarán en seguir la tendencia que marcan países más avanzados en el uso de la red.

Olvidarse del lenguaje televisivo

Entre las primeras conclusiones que nos encontramos en dicho paper es que para la creación de un vídeo online – alojado en nuestra propio web o en You Tube – hay que olvidarse por completo del lenguaje de la televisión. Un vídeo online no puede concebirse de la misma manera que un spot televisivo. El internauta nada tiene que ver con el telespectador. El internauta es un ser activo, no pasivo, que quiere respuestas a sus inquietudes y que busca comunicación y diversión de forma instantánea. Es necesario “conectar online” con él, y hacerlo rápido, ya que en una milésima de segundo, mira a otro lado. A través del vídeo hay que crear la necesidad y deseo para llevar al usuario a la acción, es decir, a completar aquello que el site le sugiere. Y, aunque el vídeo marketing no necesita de los presupuestos de una acción televisiva, sí necesita de autenticidad y realismo y de unas buenas dosis de experiencia de uso online.

¿Pero necesito un vídeo marketing? Y si lo necesito, ¿De qué tipo?

En el estudio Multiplica ha detectado cuáles serían las premisas para saber si se necesita o no un vídeo marketing. A pesar de que el vídeo marketing es una fórmula efectiva, no siempre se necesita de él, de modo que un vídeo sin un por qué puede ser contraproducente. En líneas generales, se debe integrar un vídeo en una presencia online siempre que se necesite contar historias que puedan interesar a los usuarios del site, para explicar las ventajas del producto con respecto a la competencia, para contextualizar el producto en su uso en la ‘vida real’, para humanizar el proceso de venta online o para mejorar nuestro posicionamiento en buscadores. El uso del vídeo aportará siempre altos niveles de credibilidad y tendrá un impacto mayor en la mente del usuario. Las diferentes fórmulas de vídeo marketing que identifica Multiplica en el estudio son el video anfitrión auto-ejecutable, el video catálogo, el video tutorial/guía, el canal temático, el video blog y el video viral.