PuroMarketing

La Geolocalización está de moda y seguramente su implantación en los servicios y recursos de los medios y redes sociales servirá para dar paso a un nuevo mundo de posibilidades donde también el marketing y la publicidad tendrán un papel protagonista.

Con la proliferación de los smartphones y teléfonos inteligentes, “tablets” digitales y demás dispositivos portátiles como medio de acceso a internet, los servicios de geolocalización adquirirán una mayor relevancia aunque más allá del concepto básico de "estar localizados", otros aspectos como la realidad aumentada podrían encontrar en la geolocalización el complemento ideal o la fórmula perfecta para dar paso una nueva generación de nuevos recursos y aplicaciones. 

El concepto y funcionamiento de la Realidad Aumentada se basa en la superposición de información virtual sobre un determinado objeto o imagen de forma digital, utilizando para ello dispositivos optimizados y con aplicaciones específicas para desarrollar este tipo de tareas como por ejemplo una webcam o un teléfono móvil. Esta es la principal diferencia con la realidad virtual, puesto que no sustituye la realidad física, sino que sobreimprime los datos informáticos al mundo real.

Partiendo de esta base y sumando las características y prestaciones de la Geolocalización, la realidad aumentada podría adquirir sin duda una nueva dimensión donde por ejemplo "Ir de Tiendas" podría convertirse en una nueva aventura interactiva donde gracias a esta Realidad Aumentada y las ventajas de la Geolocalización podríamos disponer de todo tipo de información relacionada con establecimientos y comercios cercanos a nuestra posición o en relación a nuestras propias preferencias e intereses, opiniones de otros usuarios, recomendaciones, etc...

Gracias a estas tecnologías, las redes sociales podrán alcanzar en el futuro una nueva dimensión hasta ahora desconocida de forma que con el simple hecho de colocar un teléfono móvil frente a alguien, nos permitirá conocer información sobre su persona e intereses, o proporcionarnos información acerca de la proximidad y localización exacta de nuestros contactos o lugares preferidos o relevantes.

Evidéntemente esto podría suponer un impulso significativo para la publicidad segmentada de las redes sociales ya que es a través de ellas es donde se concentra la mayor fuente de información. Información que serviría para alimentar los sistemas y aplicaciones de realidad aumentada.

Sin duda, la conjunción de ambas tecnologías supondrá un importante avance y un nuevo mundo de oportunidades para las estrategias de marketing y publicidad de empresas y anunciantes que nos acercarán a la verdadera realidad aumentada del futuro.