PuroMarketing

Es frecuente recalcar el papel comercial, informativo o de entretenimiento de la publicidad, pero ¿y su papel como transmisor de valores o incluso como lobby ideológico? A finales de mayo se volverán a celebrar los Premios Sol de publicidad de San Sebastián. Pero ahora ya no están solos. Les acompañan, por segundo año consecutivo, los Premios Sombra 2009 a los anuncios más sexistas, xenófobos, insolidarios, consumistas o falsamente ecológicos.

Anuncios de Coca-Cola, IKEA, Honda, Lancia, Farmaindustria, Knorr, Renault, Metro de Madrid y Banco Santander, fueron algunos de los galardonados en la edición 2008 de los Premios Sombra.

La gala de los premios sombra, organizados por ecologistas en accion se celebrará el próximo día 29 de mayo en Madrid

En esta nueva edición son 10 las diferentes categorías sobre las que los diferentes anuncios y campañas publicitarias finalistas optarán a las respectivas nominaciones.

Premio florero, al tratamiento de mujeres y hombres como adornos.

El premio “Florero” se otorga a los anuncios que siguen utilizando a las mujeres (y cada vez más también a los hombres) como objetos sexuales con el fin de vender un producto. Pero también a aquellos anuncios que, para convencernos de que compremos productos de belleza, o para que nos operemos en alguna clínica de estética, nos dicen directamente que somos feas/os e imperfectas/os. Este modelo único y globalizado de belleza basado en el consumo crea un ideario social que genera frustración e infelicidad a muchas personas, a la vez que produce grandes beneficios económicos para algunas empresas a las que no se les exige ningún tipo de responsabilidad ante estos hechos.

Premio Tortilla de silicona, a los peores valores alimentarios.

Una de las características que mejor definen nuestra actual forma de alimentarnos es el envasado, las conservas, el precocinado o el congelado. Todo ello implica la utilización de productos químicos y exceso de grasas y proteínas en nuestra dieta diaria, de claros efectos perniciosos para nuestra salud. El premio “Tortilla de silicona” se otorga a aquel anuncio que pretende que nos alimentemos de una forma más insana y alejada de los variados sabores tradicionales de la dieta mediterránea

Premio Me lo llevo, a los valores más consumistas.

Con el consumismo se generaliza una cultura de la compra que se desentiende de nuestras necesidades. Incluso a veces, esta cultura del consumismo intenta sustituir sin éxito nuestras necesidades afectivas. El papel de la publicidad a la hora de difundir estos valores consumistas es clave, no sólo induciendo a un consumo más allá de nuestras posibilidades y necesidades, sino incluso, normalizando la idea de que en el consumo de bienes y servicios está la solución a todos nuestros problemas

Premio Lavadora verde, al mayor lavado de cara ecológico.

Este galardon premia el anuncio que intenta ocultar el verdadero objetivo de los anunciantes (el incremento de las ventas del producto para alimentar los beneficios de los directivos de empresa y de los accionistas) enmascarándolo bajo supuestas acciones de maquillaje ecológico.

Premio Lavado solidario, al lavado de cara más oportunista.

Al igual que la proyección de una imagen “verde” parece ser indispensable hoy en cualquier empresa, cumpla o no lo que dice, la imagen de empresa solidaria con la sociedad es otro de los requisitos de la gran empresa global. El premio "Lavado solidario" se otorga a aquel anuncio que destaca por transmitir valores pretendidamente sociales, solidarios e incluso revolucionarios, cuando justamente su estrategia comercial ha destacado más bien por lo contrario

Premio Chimenea, a la visión más destructiva del medioambiente.

Entre los anuncios que nos rodean, algunos de ellos tratan de vender productos contaminantes o dañinos para el medio ambiente. Con el premio “Chimenea” queremos denunciar la publicidad de estos productos

Premio Cenutrio, a los valores más irresponsables.

En nuestra sociedad cada vez destaca más el individualismo, el hedonismo, el pasotismo, el culto a lo superficial, la monetarización creciente de nuestras vidas, el hiperconsumismo… En todo ello no se puede dejar de lado el papel que tiene la publicidad para ir desarrollando estos “nuevos valores” entre los ciudadanos. El premio “Cenutrio” señala a quienes fomentan los valores más nefastos para el desarrollo de lo colectivo, lo ético, lo ecológico (sostenible), lo solidario.

Premio al peor anuncio local 2009.

Este premio se dedica a aquellas empresas e instituciones que realizan su publicidad a nivel local.

Premio especial "La crisis es rentable".

La crisis económica no sólo está marcando la actualidad política y social, también las campañas publicitarias más recientes. Según una noticia publicada, más de un centenar de anuncios lanzados en lo que va de 2009 contienen la palabra ’”crisis”, o bien aluden a ella implícitamente.

Premio especial 2009 a toda una trayectoria

Con el premio especial "A toda una trayectoria", los Premios Sombra reconocen la labor publicitaria de una marca que ha trabajado año tras año, durante una larga vida, por extender un consumo acrítico e irresponsable de un producto más bien poco beneficioso.