PuroMarketing

Juego de Tronos se ha convertido en una de las series más influyentes de los últimos tiempos. La serie de novelas de George R.R. Martin en la que se basa la serie de televisión de HBO, Canción de Hielo y Fuego, contaba con una base de lectores entusiastas y entregados, que compraban productos asociados a la marca (por así decirlo) literaria. Libros de cocina o versiones ilustradas de la historia eran posibles elementos a tener en cuenta por sus fieles lectores.

Con la serie de HBO el fenómeno se hizo global, multitudinario y llegó a muchas más personas que las que habían alcanzado los libros. Los lugares en los que se ruedan las diferentes escenas de los capítulos de Juego de Tronos, como Dubrovnik, Irlanda del Norte o Islandia, se benefician del interés de los espectadores. Y, como ha ocurrido con otras series, ha aparecido una amplia industria de productos derivados.

Muchos son los que se inspiran en Juego de Tronos para dar identidad a un producto, como las colecciones de moda con reminiscencias a Poniente o a Danaerys Targeryn, la "madre de dragones", que llegaron a las cadenas de moda. 

Pero el peso de Juego de Tronos llega mucho más allá, incluso puede servir para el packaging de productos diferentes, como ocurre por ejemplo con este packaging y marca de vino. Al fin y al cabo, en la serie y en los libros los diferentes personajes no paran de beber vino, por lo que crear un vino inspirado en sus protagonistas parecía un paso lógico.

The Wine of Westeross es una propuesta australiana que ha sabido dar valor añadido a su producto (vino, sin más complicaciones) asociándolo a las diferentes casas reinantes y grupos de poder de la serie, tanto "si una botella es de Más allá del Muro o de una estantería de las bodegas del Banco de Hierro". Cada tipo de vino está asociado a una casa o grupo diferente, lo que les permite jugar con diferentes dobles sentidos. Así, por ejemplo, los Caminantes Blancos, las misteriosas criaturas fantasmales que viven Más Allá del Muro, son un tipo de vino blanco.

Cada vino recibe su nombre de uno de los grupos de Juego de Tronos e incorpora en su etiqueta, aunque de forma muy minimalista, un pequeño logo alusivo a la familia a la que está asociada la botella. El diseño está especialmente cuidado, lo que ayudará a capturar el interés de los seguidores de la serie y de los libros.

Detrás del diseño de las botellas está Common Ventures, una agencia creativa australiana.