PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Una de las armas que tiene el comercio electrónico es el packaging. El modo en el que presenta sus productos es uno de los elementos que permiten establecer una relación más estrecha con sus consumidores. De entrada, el packaging es importante porque es la primera visión real y física que el consumidor tiene de lo que está comprando. Las empresas tienen que cuidarlo para que ese primer impacto sea positivo. Así, unas cajas de mala calidad generan una pobre opinión y predisponen al consumidor a ver con peores ojos lo que viene en su interior. Ese es otro punto importante y destacado, ya que el packaging tiene que funcionar como una suerte de garantía. Tiene que hacer que los productos lleguen en buen estado al consumidor final y que este los reciba en las mejores condiciones posibles.